Qué le depara a México en el ámbito laboral

Aspectos económicos que marcan el rumbo que tomarán las relaciones obrero-patronales en 2016
 Para el 97% de los mexicanos es fundamental terminar bien su relación con los patrones  (Foto: Redacción)

En el 2016 se espera una inflación de poco más del 3 % y un crecimiento de la economía en un porcentaje similar, por lo que esas cifras son las que principalmente determinarán los índices de negociación directa al salario.

Por ende se prevén incrementos promedios a los salarios en el orden de tres puntos porcentuales o quizás un punto por encima de la inflación esperada, es decir hasta en un 4 %.

No obstante la creación de indicadores de productividad –asignatura pendiente del Estado mexicano, los empresarios, los trabajadores y los gremios sindicales–, es una de las alternativas con las que se podría mejorar el ingreso de la clase trabajadora e incentivar el crecimiento y dinamismo económico interno.

Estos son tan solo algunos de los comentarios que Ancelmo García Pineda, asesor externo de la Organización Internacional del Trabajo y colaborador permanente de IDC, Asesor Jurídico y Fiscal plasma en su artículo “Perspectivas económicas y laborales para 2016”, en donde presenta un breve recuento de lo que se espera en este año, tanto en el entorno productivo, como en algunos aspectos fundamentales de la economía que determinan las relaciones entre los patrones y sus subordinados:  el comportamiento de las metas de productividad y la mejoría de las percepciones salariales del sector obrero.