¿Cómo hablar con tu reclutador?

El lenguaje corporal y tu forma de expresarte puede sumarte o quitarte puntos
(Foto: Stock)
 (Foto: Stock)  (Foto: Redacción)

En una entrevista de trabajo todo cuenta, desde tu forma de hablar, moverte y tú currículum, por lo que la impresión que causas dan a pensar e inclusive a determinar el impacto sobre la vacante.

En ese tenor resulta importante cuidar tu apariencia, tu forma de moverte y tu forma de expresarte, y te presentamos una serie de consejos para que “saques provecho” y no te desacredites.

  • Cambia el “Creo que…” o “me parece…” por “Estoy seguro de que…” o “Estoy convencido de que…”
    Lo primero demuestra falta de confianza o excesiva timidez.
  • No te quites méritos diciendo “Lo que hice no tiene importancia” y cámbialo por “Estoy satisfecho de lo que hice”
    Demuestra tu satisfacción por tu trabajo realizado.
  • Aunque tengas dudas, no las expreses.
    Evita decir “No sé si sirvo”, ”Esto me asusta” o “Me viene grande” y transmite el reto que estas dispuesto a asumir.
  • No digas “Tengo fallas”.
    Nadie es perfecto y los reclutadores lo sabe, por lo que es mejor resaltar la capacidad que tienes para resolver los problemas.
  • Evita pensar “hay otros mejores”, o “no sé si me conviene”.
    Al clave es demostrar ímpetu, creatividad y la confianza para resolver problemas. Transmite fiabilidad y seguridad.

Conoce un poco del lenguaje corporal

Tu postura   ¿Qué transmite?
Acariciarse la quijada Toma de decisiones
Entrelazar los dedos Autoridad
Dar un tirón al oído Inseguridad
Mirar hacia abajo No creer en lo que se escucha
Frotarse las manos Impaciencia
Apretarse la nariz Evaluación negativa
Golpear ligeramente los dedos Impaciencia
Sentarse con manos agarrando la cabeza por detrás Seguridad en sí mismo y superioridad
Inclinar la cabeza Interés
Palma de la mano abierta Sinceridad, franqueza e inocencia
Caminar erguido Confianza y seguridad en sí mismo
Pararse con las manos en las caderas Buena disposición para hacer algo
Jugar con el cabello Falta de confianza en sí mismo e inseguridad
Comerse las uñas Inseguridad o nervios
La cabeza sobre las manos o mirar hacia el piso Aburrimiento
Unir los tobillos Aprensión
Manos agarradas hacia la espalda Furia, ira, frustración y aprensión
Cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie Aburrimiento
Brazos cruzados a la altura del pecho Actitud a la defensiva
Caminar con las manos en los bolsillos Abatimiento
Manos en las mejillas Evaluación
Frotarse un ojo Dudas
Tocarse ligeramente la nariz Mentir, dudar o rechazar algo