Proponen elevar salario mínimo a 89.26 pesos

La propuesta se origina debido al incremento del valor de la canasta alimentaria
(Foto: Stock)
 (Foto: Stock)  (Foto: Redacción)

El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, convocó a los sectores político, empresarial y laboral del país para incrementar en lo inmediato el salario mínimo a 89.26 pesos diarios, debido al encarecimiento de la canasta alimentaria en el primer trimestre de este año, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval).

En ese sentido  alertó que la situación nacional obliga a acelerar el proceso en materia salarial para asumir medidas para que las cifras de pobreza no se “disparen”.

La razón de la propuesta es que el valor de la canasta alimentaria urbana (Línea de Bienestar Mínimo) pasó de 1,271.10 pesos en marzo 2015 a 1,338.86 pesos en el mismo periodo de 2016, es decir un incremento de 5.3%. Además la canasta alimentaria rural (Línea de Bienestar Mínimo) pasó de 903.70 pesos a 963.11, equivalente a un alza 6.2%.

“El salario mínimo debe elevarse a 89.26 pesos, es decir, por lo menos 16 pesos más a los 73 que para este año definió la Conasami y cuya existencia, por cierto, también sigue puesta sobre la mesa porque es un lastre y es pendiente por atender en esta Cámara ante su falta de resultados”.

Explicó que “tenemos la certeza de que están dadas todas las condiciones económicas en el país para iniciar un proceso de recuperación del salario mínimo, ya sin la Conasami; pero lo que necesitamos es voluntad de todos los involucrados, y por lo que a nosotros respecta es más que patente”.

Entre los avances que destacó son la desindexación del salario mínimo, la aprobación de la Ley para determinar el Valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) -que sustituirá al Salario Mínimo para definir los montos por conceptos de multas, aportaciones y otros ajenos a las percepciones salariales-, lo que permitirá impedir que detractores limiten el crecimiento salarial.

Finalmente, el siguiente paso “es abrir espacio para lo más importante que son las percepciones de la población que se está viendo seriamente afectada por el encarecimiento de los alimentos y productos de primera necesidad”.