Oficina ¡un peligro serio!

Los trabajadores se encuentran expuestos a actividades `inofensivas´, sin embargo pueden incidir en patologías ocupacionales en el desarrollo de sus actividades
 (Foto: Getty images)  (Foto: Redacción)

El diseño de este tipo de espacios afecta positiva o negativamente las actividades de las personas, pues si es óptimo puede contribuir al desarrollo de talento y generar una mayor productividad, pero si no es el adecuado puede transformarse en un agente de riesgo para la salud de los colaboradores.

Lo anterior porque las labores en este contexto implican la exposición de los trabajadores a diversos factores tales como: el uso continuado de muebles, de implementos y programas informáticos, el ruido, la temperatura, la humedad e iluminación.

A lo señalado se suma el hecho de que en la actualidad es común que en las empresas se integre una gran cantidad de equipos tecnológicos los que producen un aumento en la incidencia de patologías ocupacionales que afectan a un gran número de operarios –como molestias musculares en cuello y espalda; fatiga y alteraciones visuales o auditivas–.

En consecuencia es claro que las tareas aparentemente inofensivas realizadas en una zona de trabajo pueden causar riesgos profesionales; de ahí que sea importante visualizar los elementos a los que está expuesta la plantilla laboral que se desenvuelve en ese contexto a efectos de prevenirlos.

De no darse las condiciones adecuadas, los peligros latentes para los oficinistas son:

-
 -  (Foto: Redacción)

Así las cosas, a continuación se observan cuáles son los errores más comunes que se cometen al ocupar el área de trabajo en oficinas, y para corregir lo anterior es preciso considerar lo siguiente:

-
 -  (Foto: Redacción)

Una vez que se consideren estos detalles se está en aptitud de tomar las medidas de precaución pertinentes y con ello evitar afecciones que deriven en ausentismos por las incapacidades médicas respectivas y el incremento de la prima del Seguro de Riesgos de Trabajo a cubrir al IMSS.