Qué es una reinstalación de trabajo

Esta figura la crearon los tribunales laborales y es muy utilizada por los patrones como un medio de defensa
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

A la reincorporación del colaborador materia de un ofrecimiento del trabajo en un juicio laboral se le conoce convencionalmente como reinstalación, término incluso reconocido por las Juntas de Conciliación y Arbitraje y los Tribunales del Poder Judicial de la Federación.

No obstante es una figura jurídica creada por la jurisprudencia, porque la LFT no la regula.

Es el resultado del ejercicio de la demanda de observancia del contrato, siendo una de las dos acciones fundamentales previstas en la Constitución y reguladas en la LFT con las que los subordinados cuentan para el caso de despido injustificado, ya que la otra alternativa es exigir el pago de la indemnización consistente en tres meses de salario.

Es frecuente que en los litigios en los que los trabajadores afirman haber sido separados sin causa, los patrones se defiendan negando la existencia de esa medida y les ofrezcan el regreso a sus labores.

El efecto primordial de esta estrategia, es revertir al trabajador la carga probatoria, esto es, que el demandante acredite el despido manifestado, siempre que la oferta del trabajo sea de buena fe, es decir, en los mismos términos y las condiciones en que este sujeto  lo venía desempeñando, en el entendido de que si controvierte los parámetros laborales alegados, le corresponderá al patrón demostrar fehacientemente sus aseveraciones para que aplique la reversión de la carga probatoria sobre el hecho que se le imputa.

No se trata propiamente de una excepción porque no tiende a destruir la acción ejercitada, ya que el patrón demandado se contrae a negar que hubiese destituido al subordinado, y manifiesta su propósito de mantener el vínculo, deslindándose así de probar la justificación de la separación alegada por quien ejerció el juicio.

Estos son algunas de las precisiones que realiza el licenciado Julio Flores Luna, Consultor Senior del despacho Goodrich, Riquelme y Asociados y miembro de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de México (Coparmex), en la nota “Reinstalación sujeta a formalidades judiciales” en donde también aborda las implicaciones de esta figura como plan de defensa de un patrón en un juicio laboral y los aspectos a cuidar para su correcta aplicación.