Estrés ataca a trabajadores mexicanos

Según estudios de organizaciones internacionales el estrés normalmente se debe a una creciente presión en el entorno laboral
 -  (Foto: Redacción)

¿Sabías que actualmente cada vez es más común que los subordinados sufran afectaciones psicosociales que afectan la productividad de las organizaciones?

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el estrés laboral es un conjunto de reacciones emocionales, cognitivas, fisiológicas y del comportamiento a ciertos aspectos negativos de la organización o del ambiente de trabajo, las cuales usualmente se generan por una creciente demanda en las cargas de trabajo que puede llevar a la saturación física o mental.

Al respecto la Oficina para México y Cuba de la OIT refiere que en el país el 40 % de los empleados experimentan esta situación.

Esto es muy grave, pues si la situación de estrés se prolonga por un tiempo considerable, se pueden desencadenar enfermedades cardiovasculares, respiratorias, inmunológicas, gastrointestinales, trastornos musculo-esqueléticos y de salud mental.

La OIT identifica como factores generadores de riesgos psicosociales a los siguientes:

  • falta de apoyo social y de calidad del liderazgo, es decir, cuando se trabaja sin apoyo de los superiores o los compañeros o se asignan tareas mal definidas o sin la información adecuada y tiempo suficiente
  • escasas consideraciones, esto es, en los casos en que se:
    • falta al respeto
    • provoca inseguridad contractual
    • generan cambios de puesto o servicio en contra de la voluntad del afectado
    • da un trato injusto e incluso violento o existe una falta de reconocimiento de los servicios prestados, y
    • pagan salarios bajos
  • exceso de exigencias psicológicas, por ejemplo, al ordenar laborar de manera rápida o irregular sin permitir opiniones, y
  • falta de control, influencia y desarrollo en el empleo, que se presenta cuando no se tiene margen de autonomía para realizar las tareas o no se dan posibilidades para aplicar las habilidades y conocimientos o las asignaciones se carecen de sentido

Si en tu centro de labores se presentan algunos de los elementos señalados, no los minimicen o los pasen por alto, por el contrario se deben encender los focos rojos de alerta, pues ello puede desencadenar una serie de afectaciones físicas y mentales en el personal que inexorablemente impactarán a la productividad de la compañía.