Cómo evito un accidente mayor industrial

Existen medidas de seguridad que de ser implementadas pueden inhibir la presencia de este tipo de eventos
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Por el ingeniero Rodolfo Arias Díaz

Los incendios, las explosiones y la liberación de gases tóxicos pueden causar la muerte o lesiones a trabajadores y otros ciudadanos, provocar la evacuación de comunidades enteras y afectar desfavorablemente al medio ambiente en general.  

La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) publicó el Convenio número  174,  sobre la prevención de accidentes industriales mayores, en 1993. Este Convenio se basó en el  repertorio de recomendaciones prácticas para la prevención de accidentes industriales mayores publicado por esta misma organización en 1991.

El propósito de este documento es que las industrias adopten todas las medidas apropiadas para:

  • prevenir los accidentes mayores
  • reducir al mínimo los riesgos de accidentes mayores, y
  • disminuir al mínimo las consecuencias de esos accidentes mayores

Lo anterior porque las causas de dichos accidentes corresponden a errores de organización, factores humanos, deficiencias de mantenimientos preventivos y correctivos, desviaciones respecto de las condiciones normales de funcionamiento, injerencias del exterior y los fenómenos naturales.

Estas recomendaciones también están fundamentadas en el marco del Programa Internacional de Seguridad en las Sustancias Químicas, entre la OIT, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización Mundial de la Salud, así como con otras organizaciones intergubernamentales.

Para conocer la importancia de este tema es conveniente definir los conceptos siguentes:

  • accidente industrial mayor. Se considera todo acontecimiento repentino, como una emisión, un incendio o una explosión de gran magnitud, en el curso de una actividad dentro de una instalación expuesta a riesgos de accidentes mayores, en el que estén implicadas una o varias sustancias peligrosas y que exponga a los trabajadores, a la población o al medio ambiente a un peligro grave, inmediato o diferido
  • instalación expuesta a riesgos de accidentes mayores. Aquella que produzca, transforme, manipule, utilice, deseche, o almacene, de manera permanente o transitoria, una o varias sustancias o categorías de sustancias peligrosas, en cantidades que sobrepasen la cantidad umbral permitida
  • sustancias peligrosas. Aquellas sustancias o sus mezclas que, en razón de sus  propiedades químicas, físicas o toxicológicas, ya sea sola o en combinación con otras, entrañe un peligro y que este se derive en un riesgo potencial

Sobre los conceptos anteriores; la expresión cantidad umbral designada a una sustancia o categoría de sustancias peligrosas, es la cantidad fijada por la legislación nacional con referencia a condiciones específicas que, si se sobrepasa, identifica una instalación expuesta a riesgos de accidentes mayores.

En muchos casos se presentan previos a los accidentes mayores el término  cuasi-accidentes que es  cualquier acontecimiento repentino que implique la presencia de una o varias sustancias peligrosas y que, de no ser por efectos, acciones o sistemas atenuantes, podría haber derivado en un accidente mayor.

La bibliografía refiere a algunos accidentes mayores industriales que se han presentado en las últimas décadas; en función de su impacto podemos mencionar los ocurridos en Basilea, Flixborough, Severo, Bhopal y México, entre otros.

Se considera que a partir del accidente de Bhopal y el de San Juanico, México, los organismos internacionales y expertos en la materia,  se abocaron a preparar documentos a efectos de que los patrones, trabajadores y organizaciones gubernamentales trabajaran de manera conjunta para mitigar los efectos negativos de estos accidentes.

En fechas reciente se presentó en la Ciudad de Coatzacoalcos, Veracruz un evento que tiene  todas las características de un accidente industrial mayor, en donde de acuerdo con los estudios preliminares, el sobrecalentamiento en el área de hornos y la falta de mantenimiento en válvulas e infraestructura, provocó dos explosiones en una de las tres áreas del complejo químico.

La ocurrencia de estos acontecimientos tiene efectos negativos no solo por la pérdida de vidas humanas y las consecuencias para las familias de los deudos sino también por la destrución de los sistemas de producción  que sufren las propias empresas.

Este tema obliga a todas las empresas y a sus trabajadores a cumplir con las recomendaciones y obligaciones que se han diseñado para la adecuada prevención de estos siniestros.

Como recomendaciones genéricas que se deben implementar en una instalación expuesta a riesgos de accidentes mayores, es que se deben definir y mantener un sistema documentado de prevención de riesgos de accidentes mayores que prevea:

  • identificación y el estudio de los peligros y la evaluación de los riesgos, teniendo en cuenta las posibles interacciones entre las sustancias
  • implementación de medidas:
    •  técnicas que comprendan el diseño, los sistemas de seguridad, la construcción, la selección de sustancias químicas, el funcionamiento, el mantenimiento y la inspección sistemática de la instalación
    • de organización que contemplen la formación e instrucción del personal, el abastecimiento de equipos de protección destinados a garantizar su seguridad, la adecuada dotación de personal, los horarios de trabajo, la distribución de responsabilidades y el control sobre los contratistas externos y los trabajadores temporales que intervengan dentro de la instalación
  • diseño de planes y procedimientos de emergencia que comprendan:
    • la preparación de planes y procedimientos de emergencia eficaces, con procedimientos médicos de emergencia para su aplicación in situ en caso de accidente mayor o de peligro de accidente mayor, la verificación y evaluación periódica de su eficacia y su revisión cuando sea necesario
    • el suministro de información sobre los accidentes posibles y los planes de emergencia in situ a las autoridades y los organismos encargados de establecer los planes y procedimientos de emergencia para proteger a la población y al medio ambiente en el exterior de la instalación
    • todas las consultas necesarias con dichas autoridades y organismos
    • medidas destinadas a limitar las consecuencias de un accidente mayor
    • consulta con los trabajadores y sus representantes
    • las disposiciones tendentes a mejorar el sistema, que consideren medidas para la recopilación de información y para el análisis de accidentes y cuasi-accidentes, y
    • la experiencia así adquirida deberá ser discutida con los trabajadores y sus representantes y ser registrada, de conformidad con la legislación y la práctica nacional

Además de los rubros indicados es importante que las empresas cumplan con los señalamientos del Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo y las recomendaciones de las Normas Oficiales Mexicanas, particularmente con las siguientes:

  • NOM-005-STPS-1998, Relativa a las condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo para el manejo, transporte y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas
  • NOM-010-STPS-1999, Condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo donde se manejen, transporten, procesen o almacenen sustancias químicas capaces de generar contaminación en el medio ambiente laboral
  • NOM-018-STPS-2000, Sistema para la identificación y comunicación de peligros y riesgos por sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo, y
  • NOM-028-STPS-2012, Sistema para la administración del trabajo-Seguridad en los procesos y equipos críticos que manejen sustancias químicas peligrosas

Asimismo, se sugiere la revisión bibliográfica del Manual Control de Riesgos de Accidentes Mayores. Contribución de la OTT  al  Programa Internacional PNUMA/OIT/OMS de Seguridad en las Sustancias Químicas (IPCS).