Digitalización transforma empleos en México

Afirman esta transición en una empresa es potencializar la productividad
 (Foto: Expansión/Carlos Aranda)  (Foto: Redacción)

Por Jimena Tolama

Tarde o temprano los dirigentes sindicales deberán aceptar la evolución que las nuevas tecnologías traen para una sociedad y por ende, a los trabajadores, coincidieron este lunes el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón y el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid.

“Con la digitalización, el concepto de especialización en los empleos tendrá que cambiar notablemente”, aseguró Castañón durante su participación en el Foro Expansión, que se llevó a cabo en la Ciudad de México.

Por su parte, De la Madrid recordó que en los últimos 15 años Estados Unidos perdió seis millones de empleos en el sector manufacturero, los cuales no se han vuelto a recuperar, debido a que los trabajadores no han podido adaptarse a las nuevas habilidades que la industria a nivel global requiere.

“Y cuando no se adaptan, quieren regresarlo a como era antes”, dijo De la Madrid, quien agregó que eso provoca el surgimiento de líderes que ven en sus deseos un bastión político.

“Si no nos damos cuenta de esto y las consecuencias indeseables, habrá grupos que pueden parar la globalización y la integración de México a esta”.

La solución, coincidieron, es que deberá darse una evolución en la dinámica de formación, que permita la conectividad entre empresas, trabajadores y sindicatos.

En el panel ‘La evolución digital y la economía en México’, moderado por el CEO de Grupo Expansión, Manuel Rivera, también participaron el presidente del Consejo de Banorte, Carlos Hank González y la CEO de Softtek, Blanca Treviño.

México, en busca de una “gran cruzada”

De acuerdo con Juan Pablo Castañón, en México el 95% de las empresas tiene menos de 10 o 12 trabajadores, de los cuales la mayoría se dedican a hacer trabajos no relacionados con tecnología.

“Digitalizar la empresa (y no me refiero a infraestructura) es potencializar la productividad”, aseguró el empresario.

En esto coincidió Blanca Treviño, quien señaló que más que tenerle miedo a la denominada cuarta revolución industrial, hay que fijarse en las oportunidades.

“Las empresas debemos hacer lo que nos toca para que sepamos apalancar lo que tiene que ver con las grandes tecnologías”, afirmó.

El gran reto, agregó Castañón, es acelerar la evolución de estados en donde la cultura del tlatoani y el caciquismo “aún predomina y hay 20% de formalidad”.

 “No alcanzaremos competitividad como país si creamos políticas públicas que liguen centros de innovación, con la academia, gobiernos y empresarios”, dijo.

El cliente del ‘ya’

Desde el punto de vista de las empresas, el presidente de Banorte, Carlos Hank González, aseguró que la institución financiera está consciente de que el futuro los alcanzó y las reglas del juego cambiaron con la entrada de la tecnología financiera (Fintech).

“Hoy tenemos un cliente distinto al de hace 20 años, el cliente del ‘ya’. El que no quiere ir a la sucursal y quiere que esta venga a él”, dijo durante su participación en el panel.

Manuel Rivera agregó que México actualmente cuenta con 107 millones de líneas telefónicas, apoyadas por datos. A esto, Hank respondió que la oportunidad de los bancos para acceder a un nuevo mercado de usuarios es enorme.

 “Invertimos en big data, que nos permita entender y hablarle mejor al cliente”, afirmó.