Consejos prácticos para tu CV

Al menos ocho de cada 10 currículums se descarta por mala redacción y faltas de ortografía
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Los reclutadores dedican en promedio de seis a 10 segundos a revisar el currículum de los candidatos, y a partir de esa información se valora la posibilidad de llamar al candidato, denotó The National Résumé Writers Association.

La firma especializada en asesoría de transición de carrera explicó que “ser descuidado en la redacción puede hacer que pierdas una entrevista laboral. Si el reclutador dedica poco tiempo o apenas da una mirada ‘rápida’ a la información, hay que evitar que el CV se descarte por errores que causan mala impresión” tales como la mala ortografía y la redacción.

La especialista en Recursos Humanos de Bumeran.com, Ivonne Vargas, señaló que “el currículum debe crear una imagen inmediata de quién eres y qué puedes hacer por el puesto. Un error común es no hablar de logros y limitarse a dar una lista de trabajos, con frases ambiguas que no demuestran el potencial del candidato” por lo que se debe ver como un “argumento de venta”.

A razón de lo anterior, la hoja de vida es utilizada como un medio de marketing personal, por lo que el exceso de datos personales, la mala jerarquización de la información y las mentiras sobre las habilidades restan puntos a la venta personal.

Muchas organizaciones buscan en el currículum palabras asociadas al puesto y la actividad a desempeñar. Es común este proceso al reclutar a través de bolsas de empleo en línea, así que identificar frases clave para el empleador e incorporarlas en el CV, en la versión virtual e impresa, puede ayudar a diferenciarse.

A sabiendas de que los empleadores reciben muchos currículos, es importante “simplificar su trabajo para leerlas”, ello se logra mediante un diseño que jerarquice la información en el que no exista lugar para la duda sobre todo en el apartado de experiencia profesional.

Por ello, Bumeran.com sugirió tomar en cuenta los siguientes tips para impactar al reclutador:

‘Menos’ es más. Aplica la estrategia al utilizar las palabras y evita frases de ‘relleno’ que impida al reclutador encontrar tu información relevante. Para los datos personales basta con incluir nombre, teléfono y correo electrónico.

Se vale re-leer lo que escribes. En la redacción, es común ver “dedazos”, lo que no se debe tomar a la ligera ya que pueden ser descuidos que transmite una mala imagen de tu persona.

Comenta los resultados. Cuando describas el anterior trabajo, cita tus resultados más importantes; una forma de presentarlos es: Reto (que viviste) + Acción (que tomaste) = ¿qué resultados?

No omitas información que muestren tus destrezas para el puesto y la propia misión de la organización y evita enviar una misma versión de currículo para todas las empresas que aplicas.