Qué pasa con los riesgos laborales en el teletrabajo

Especialistas en materia laboral opinaron al respecto en nuestro Foro IDC
 (Foto: IDC)  (Foto: Redacción)

Por José Juan Ríos Aguilar

Los integrantes de la firma Moreno Padilla & Asociados, SC, el licenciado Javier Moreno Padilla y el Ingeniero Rodolfo Arias Díaz, comentaron en el Foro IDC que la LFT no define qué son los riesgos de trabajo en el “teletrabajo”, qué enfermedades se pueden derivar de este tipo de vínculo y en qué supuestos el patrón es responsable de los accidentes o las enfermedades que sufran los subordinados en su domicilio.

Debido a esto, opinan, que serán los tribunales quienes resuelvan la deficiencia legislativa a través de las jurisprudencias que emitan.

Además de que por la vía administrativa se está tratando de solventar algunas deficiencias legales mediante la expedición de reglamentos, Normas Oficiales Mexicanas y decretos (tablas de enfermedades de trabajo), pues a través de estos mecanismos se están incluyendo nuevas enfermedades de trabajo (aproximadamente 8 mil), entre las más importantes, las musculo-esqueléticos y psicosociales.

Para estos profesionales lo anterior va a repercutir en los patrones y el IMSS, porque a los primeros les va aumentar la prima con la que cotizan en el Seguro de Riesgos de Trabajo y las finanzas de dicho organismo serán afectadas por los gastos erogados debido a la atención médica, quirúrgica, hospitalaria, farmacéutica y de rehabilitación de los afectados.

Ante este panorama al sector patronal le toca emplear mecanismos de prevención de los peligros psicosociales y de promoción de la salud dentro de sus empresas. Por ejemplo la herramienta SOLVE (medidas que ofrecen una respuesta integrada para abordar el estrés, la violencia, el uso de tabaco y la exposición al humo de segunda mano, el abuso de drogas y alcohol y el VIH y el SIDA) promovida por la Organización Internacional del Trabajo.

Como puede observarse al ser el teletrabajo una novedad en nuestra legislación aún falta que existan adecuaciones que les brinde a los patrones certidumbre jurídica en torno a qué casos se les imputará en el teletrabajo un riesgo laboral.