Alza al salario mejorará poder adquisitivo `de algunos´

La propuesta final es que el monto general se ubique en 89.35 pesos diarios antes de 2018
(Foto: Cuartoscuro)
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

El aumento del salario mínimo que se aprobó este jueves, a 80.04 pesos diarios, mejorará el poder adquisitivo de algunos mexicanos, pero habrá que cuidar el impacto en la inflación, indicó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El vicepresidente del Comité del Indicador IMEF, Jonathan Heath, comentó que si bien hay un riego mayor para la inflación por los niveles del tipo de cambio, hay que cuidar que no haya un "impacto faro" y en los precios a los consumidores.

Analizó que si todos esperamos un aumento a la inflación es más por el tipo de cambio y eso no significa que no hay que vigilar y ver bien el impacto del salario mínimo sobre el nivel de precios.

“Por eso parte de la propuesta no es aumentar a los más de 80 pesos que se necesita para poder comprar la canasta alimentaria, sino ir poco a poco por esa dirección y vigilando que no haya un efecto faro y un efecto sobre la inflación", subrayó.

A partir del 1 de enero de 2017 el salario mínimo general se ubicará en 80.04 pesos, compuesto por un aumento porcentual de 3.9%, sumado a un aumento nominal de cuatro pesos.

Ante esto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ratificó su propuesta de que el salario mínimo general se ubique en 89.35 pesos diarios antes de que termine 2017, cifra precisamente la que ha establecido el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) como la línea del bienestar.

La Coparmex reconoció por lo pronto como un “importante paso” que dio la Conasami, integrada por trabajadores, patrones y por representantes de gobierno, para fortalecer el poder adquisitivo del salario de quienes menos ganan en la economía formal.

Finalmente el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) exhortó a las empresas, sindicatos y líderes correspondientes a establecer un diálogo responsable y objetivo en sus negociaciones a partir del 1° de enero, tomando como referencia el 3.9%.

“Reiteramos el llamado a la prudencia y la responsabilidad, para cuidar nuestras variables fundamentales. Reafirmamos la necesidad de que la política pública tenga como prioridad el defender y potenciar el empleo, fomentar la inversión y contener la inflación para preservar el poder adquisitivo de las familias mexicanas”, dijeron en un comunicado.

Con información de Notimex.