Que el aguinaldo no se te vaya en regalos

Quizá esta vez puedas faltar al intercambio tradicional de bufandas en tu familia
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Cenas, posadas, fiestas, ofertas e intercambios de regalos. Si estos eventos te parecen inevitables durante diciembre, no significa que debas llegar a enero con dificultades. Sigue estos pasos para divertirte, adquirir responsablemente productos y no dejar a tus sobrinos sin juguetes.

Expertos recomiendan destinar la totalidad o el 50% de ingresos extra (bonos, aguinaldo, fondo de ahorro) al ahorro. Por otro lado, de tu pago quincenal podrías destinar entre el 5% o 10% del total a este propósito, de acuerdo con Gerardo Aparicio Yacotu, director de Administración y Finanzas de la Universidad Panamericana.

Si tienes deudas considéralas dentro de tus cálculos para no ser sorprendido con el pago de algún pasivo y que no estés preparado.

Y finalmente, haz un presupuesto o una lista en el que dividas entre deseos y necesidades.

Ahora que sabes cuánto dinero gastarás en tus necesidades, puedes continuar con la parte de esparcimiento con estos consejos para hacerlo de manera ahorrativa, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef):

  • Programa tus compras No solo tendrás tiempo para elegir un buen empaque, sino que también estarás seguro de lo que elegiste fue la mejor opción. Así puedes darte el tiempo de comparar e incluso encontrar alguna buena oferta.
  • Pide vóucher de regalo: Si los regalos los adquiriste en una tienda comercial, puedes solicitar este recibo en caso de que no sea la talla o color del agrado de la otra persona. De esta forma pueden cambiarlo sin que haya una pérdida de tu dinero.
  • Organízate con familiares y amigos para celebrar las diferentes festividades, así pueden compartir entre varias personas los costos de la cena de Navidad o Fin de Año entre más personas.
  • No pagues con tarjeta de crédito: Los regalos o la cena. A menos que se traten de bienes que duren más de lo que la deuda, no te vayas a seis o 12 meses sin intereses con el plástico de crédito al comprar el pavo o el vino.
  • Evita participar en todos los intercambios y analiza cuáles son los más significativos e importantes para ti.