Más empresas a favor de una nueva cultura laboral

El Pronabet es una herramienta de trabajo ofrecida por la STPS que impulsa una nueva cultura de salud entre los trabajadores y patrones
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

El 63.79 % de las empresas incorporadas del Programa Nacional de Bienestar Emocional y Desarrollo Humano en el Trabajo (Pronabet) que están interesadas en impulsar una nueva cultura de salud laboral en México pertenecen a la industria de la construcción, servicios y comercio.

Su objetivo es propiciar la creación de entornos organizacionales favorables que fomenten el cuidado de las emociones en el trabajo, a efectos de prevenir factores de riesgo psicosocial de los trabajadores.

Debido al ambiente laboral que viven los subordinados mexicanos de estrés, la falta de actividad física, la obesidad y las adicciones, las empresas en comento pretenden generar condiciones que les permitan a sus colaboradores tener un mayor rendimiento, y en consecuencia elevar su productividad.

Por otro lado se han incoporado a esta cultura centros de trabajo del sector público (21.79 %); instituciones de educación superior (10.22 %); organizaciones sindicales (2.04 %) y patronales (1.48 %), así como las asociaciones civiles (0.68 %).

Los factores considerados de riesgo psicosocial son el estrés laboral y económico, las adicciones, el alcoholismo, el consumo de drogas y la violencia laboral.

El Subsecretario de Previsión Social de la STPS, Ignacio Rubí Salazar explicó que en caso del estrés, este “se deriva de entornos organizacionales inadecuados, en donde los trabajadores están sometido a una gran presión, lo que hace que presenten desequilibrios de orden emocional y busquen salida para tratar de sacar esta presión (…). Se empieza a constituir en una bola de nieve, en la que alcohol, drogas, endeudamiento del propio trabajador, problemas que lo llevan a tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, que lo exponen a contagio de enfermedades venéreas, de VIH, de Sida, que también forman parte de esta cadena; lo que deriva en ausentismo y conflictos en la familia”.

En Nuevo León el Pronabet capacitó a 881 personas, de las cuales un centenar comenzó a replicar el conocimiento al interior de sus centros de trabajo sobre la metodología utilizada (SOLVE) que incluye elementos para el diagnóstico e identificación de acciones posteriores utilizados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Algunas de las acciones contempladas son:

  • reactivación física del trabajador (práctica de algún deporte)
  • involucramiento en actividades culturales
  • descanso apropiado a efectos de estar en condiciones para desempeñar correctamente su actividad y evitar accidentes de trabajo