Mexicanos no se `desconectan´ del trabajo

En Francia los trabajadores no pueden ser solicitados por sus empresas al terminar la jornada y en México continúan al pendiente
 (Foto: gettyimages)  (Foto: Redacción)

Por Zyanya López

En México el 77% de los trabajadores continúa revisando mensajes del trabajo en días de asueto, después de cumplir el horario laboral y en vacaciones, reveló Trabajando.com.

En una encuesta realizada por la firma se encontró que los trabajadores siguen al pendiente de correos electrónicos hasta cuando salen de vacaciones. A diferencia  de los empleados en Francia, siendo que estos dejan sus actividades laborales en la oficina.

Así, los empleados del país europeo no pueden ser solicitados por sus empresas una vez que concluya la jornada de trabajo con la finalidad de equilibrar vida personal y profesional en tanto que se reducen los niveles de estrés entre los miembros de la organización.

Sin embargo, el investigador de la Escuela de Educación, Humanidades y Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey, Vicente Fernández Fernández, señaló que una iniciativa de este tipo en México tiene una problemática que radica en la falta de respeto ya que a pesar de que la LFT estipula una jornada máxima de 48 horas semanales, las actividades del 28.8% de los nacionales excede las 50 horas, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“En países como Francia, donde la jornada es de 35 horas a la semana, es fácil decir que los empleados deben desconectarse. Pero en México no podemos pedir más, primero hay que empezar a respetar la jornada de 8 horas al día”.

Refirió que la presión de intensas cargas de trabajo y las largas jornadas laborales son las principales causas de enfermedades como el Síndrome de Fátiga Crónica (SFC) que, según el IMSS afecta alrededor de 500,000 nacionales, lo que puede ocasionar una disminución hasta del 50% en la productividad laboral.

En este sentido, la académica del departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana, Rocío Gutiérrez, explicó que la clave está en modificar la filosofía de las empresas y empezar a trabajar por objetivos. Los horarios flexibles y el home office son ejemplo de las medidas que se tienen que empezar a implementar en las organizaciones.

“El problema es que el trabajo en equipo lo entendemos como estar todos en el mismo sitio y no como colaborar para cumplir una misma meta. Los líderes tienen que cambiar y empezar a entregar reconocimientos por cada objetivo cumplido y eliminar los de puntualidad”.

En comparación con el ritmo de trabajo de hace 20 años la gente no tenía celular ni acceso a internet por lo que las jornadas terminaban al salir de la oficina; ahora las herramientas tecnológicas parecen estar absorbiendo el tiempo libre de los trabajadores.

Por ello, los académicos brindaron algunos consejos para lograr desconectarse del trabajo:

Hacer ejercicio.- Además de mejorar el rendimiento físico, realizar alguna actividad deportiva despeja la mente y oxigena el cerebro, lo que nos permite ser más creativos y pensar claramente.

Decir adiós.- El director de Capital Humano de la Universidad La Salle, Enrique Ramírez, dijo que es sustancial definir lo importante de lo urgente, es decir, “no todo puede ser para ayer, hay que conocer las obligaciones y derechos que tenemos como trabajadores y saber decir adiós cuando nuestro trabajado haya terminado”.

Organizar y planear.- Quizá el motivo por el que tus jornadas laborales exceden las 48 horas semanales sea la falta de planeación, es importante organizar tus actividades del día y compartir responsabilidades con el equipo de trabajo.

Con información de Expansión