Personal talentoso, indispensable ante cambios

Los patrones ante el escenario en el que vive México actualmente requieren de plantillas laborales con aptitudes
(Foto: Gettyimages)
 (Foto: Gettyimages)  (Foto: Redacción)

Qué es lo que hace a México diferente a otras naciones, respecto de que estas cuenten con compañías globales, con ingresos multimillonarios y que además representen un ícono de crecimiento, desarrollo, reconocimiento y expansión mundial.

El tema se torna mucho más complicado, cuando ese mismo cuestionamiento proviene directamente de las áreas de finanzas, marketing y recursos humanos de otras empresas, pues si bien poseen los recursos e infraestructura, y una porción importante dentro de su mercado competitivo, no logran descubrir, atraer o retener el talento que sume a la misión y visión estratégica corporativas con miras a forjar una organización que adopte un rol de tal naturaleza.

Para responder esta pregunta el licenciado Miguel A. Casillas, Staff de Empoderamiento de RRHH y Coach Sistémico & Ejecutivo señala qué acciones hacen viable que las empresas sean capaces de captar a colaboradores competitivos.

Es preciso partir de algo muy simple: contrario a lo que indican las viejas teorías, el cliente es lo segundo; la prioridad en las organizaciones es el empoderamiento de las áreas de gestión y recursos humanos liberándose del estigma de solo ser considerado como un departamento de selección y reclutamiento de personal.

Es por ello, que al menos por lo que hace al aspecto humano “no se ve que exista ninguna diferencia, contamos con múltiples capacidades laborales, creativas, directivas, empresariales, etc.”; lo que se evidencia es que en muchas entidades no se cuenta con las herramientas de administración y gestión del “talento humano”, que sumen y sirvan de palanca al logro de los objetivos estratégicos de las empresas, así como a la expansión de las mismas.

Por lo anterior hoy más que nunca deben existir compañías con dirección y equipos de trabajo que trabajen en proyectos dinámicos para la consecución de metas establecidas en el corto, mediano y largo plazo.

Para ello, el trabajador –no importando el nivel jerárquico dentro de la organización–, debe ser “lo más importante en la compañía, por lo tanto es lo primero” sumado a la gestión de funciones y habilidades ejecutivas, creativas y de innovación que las áreas de administración de recursos humanos deben emprender en aras de buscar e incentivar el talento en el talento, pues esto será el diferencial que guíe a la empresa mexicana a la competitividad internacional, como lo han hecho otras economías de primer mundo.