Creatividad, mejora al personal

Se habla de una organización creativa cuando en esta se tiene focalizado lo que se quiere lograr y no únicamente la idea
Los emprendedores deben valorar la creatividad de sus colaboradores
 Los emprendedores deben valorar la creatividad de sus colaboradores  (Foto: Redacción)

Derivado de los cambios que experimenta este país, los sectores empresarial y obrero deben enfrentarlos con un pensamiento abierto y estar dispuestos a superar los retos que conllevan, porque la toma de decisiones es crucial.

Esto puede concretarse si adoptan a nivel corporativo una visión y estrategia basadas en la creatividad; de ahí que se puntualiza el significado de este término, las acciones a realizar por la compañía para fijarla y la descripción de las aptitudes que los subordinados deben desarrollar para poseer esta característica.

Se habla de una organización creativa cuando en esta se tiene focalizado lo que se quiere lograr y no únicamente la idea de que en esta solo se producen bienes o servicios, más bien implica utilizar la imaginación sistemáticamente para estar dispuestos a resolver problemas.

Albert A. Alexander Servat, especialista en sistemas de gestión de la calidad ISO 9000 señala que esta dinámica solo puede implementarse y materializarse si nace y se coordina desde la dirección o gerencia general, quien debe integrar los tres componentes básicos para alcanzar la creatividad: las personas, el contexto organizacional y las actividades que se realizan, en donde el patrón tiene que acoplar las políticas de recursos humanos a sus planes estratégicos.

De ahí que se requiera que las funciones se influencien de las destrezas de los individuos que las lleven a cabo y que estos vean cumplidas sus expectativas. Para ello las áreas de recursos humanos deben estar bien consolidadas, además de contar con un esquema de puestos y perfiles descritos con exactitud; y estructurar un sistema de reclutamiento con el que capten talento con las destrezas necesarias para tomar todos los desafíos que sobrevengan.

El contexto empresarial requiere una comunicación efectiva de la cultura organizacional, y en este sentido, para alcanzar la creatividad es preciso dar un impulso a la plantilla laboral, pues como expresa Albert A. Alexander Servat, un factor determinante en la forma en que una persona hace sus tareas es la motivación, y por otra parte, su pericia y habilidad son los atributos que le permitirán tal acción.

Lo anterior significa que la compañía debe propiciar en sus subordinados esta capacidad de imaginar, tanto para que actúen acorde con la nueva filosofía corporativa, como para adquirir las competencias exigidas para alcanzarla.

Esto es aspirar a formar colaboradores con el perfil que es identificado como Vuca, que por sus iniciales en inglés significa: volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad.

Se dice que un trabajador Vuca es:

  • curioso intelectualmente y acostumbrado a explorar para entender lo que tiene delante de sí
  • dispuesto a reinventarse porque no considera esto como una mal práctica sino como un rasgo esencial para sobrevivir profesionalmente, y
  • adaptable al medio para ganar habilidades para enfrentarlo

Este tipo de sujetos toma decisiones y cuenta con un perfil adecuado para desarrollar estrategias.

Se debe hacer consciencia de que no abundan los prospectos de esta clase, lo cual no es imputable totalmente a los patrones, pues en los subordinados existe la mentalidad de que una vez obtenido el empleo este se debe ir cuidando hasta la vejez, por ser la única fuente que provea de satisfactores –es un pensamiento muy arraigado en la cultura mexicana–.

Esta idea es un impedimento para reinventarse y adquirir aptitudes renovadas para poder enfrentar el mercado laboral o los desafíos surgidos en los puestos en los que se desempeñan cotidianamente.

De ahí que es posible plantear como acciones tendientes a generar la creatividad en el capital humano las siguientes:

  • sembrar la idea de diversión y provocar que liberen su imaginación
  • fomentar el sentido de exploración para lograr que las personas se sorprendan.
  • En este campo ayuda a la sensibilización el arte, la literatura y el cine; no obstante cada individuo responde de diversas formas a los estímulos. Estas fuentes son eficaces para dar este impulso
  • generar la cultura de pensar diferente. Incentivarlos para que se dirijan hacia horizontes distintos, pues al visualizar otros escenarios dejarán de ser meros receptores de información
  • enseñar métodos de autoevaluación para que identifiquen sus áreas de oportunidad y estén en posibilidad de capacitarse para mejorar, e
  • implementar objetivos a cumplir en el corto, mediano y largo plazo para cada uno a efectos de que no dejen de revisarse a sí mismos y puedan imponerse nuevas metas

Es muy importante que después de alinear estas medidas, tanto patrones como trabajadores, utilicen todos sus recursos y creatividad, además de no perder de vista que siempre será un aliciente para la plantilla el reconocimiento oportuno del empeño puesto en cada acción, y que las remuneraciones sean acordes con su renovado nivel de compromiso.