Urgen a profundizar sobre DH en empresas

Cerca de 20.9 millones de personas se encontraron en situaciones de trabajo forzoso entre 2002 y 2011
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

No existe una constante en acciones en materia de derechos humanos emprendidas por las organizaciones y el trabajo en materia de equidad e inclusión requiere de mayor profundidad, resolvió la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

Las acciones emprendidas por las organizaciones en materia de derechos humanos consisten, mayormente, en la revisión semestral en sesiones de planeación estratégica (27%) y diseño y aplicación de programas de difusión sobre derechos humanos (27%), según la encuesta de la asociación.

“La mayor parte de las iniciativas están relacionadas con la equidad de género (37%), diversidad (32%), discapacidad (15%) y adultos mayores (6%)”, explica Pedro Borda Hartmann, Director General de Amedirh.

Sin embargo, sólo en el 47% de las empresas se reportó que siempre se ofrecen oportunidades y compensaciones con equidad a los trabajadores. De hecho, el 29% dijo hacerlo casi siempre y 24% por lo general. Es decir, no hay una constante,  aseveró Borda Hartamann en un comunicado.

No obstante, en materia de equidad de género y otros temas relacionados con la diversidad y la inclusión, aún es necesario trabajar con mayor profundidad.

En esa zona se encuentran los derechos humanos de los trabajadores de la comunidad LGBT, el derecho de los niños a no ser forzados a realizar trabajo infantil y el derecho humano para los adultos mayores a formar parte de programas de reinserción laboral.

El organismo también exhortó a ejecutivos de Recursos Humanos a preguntarse a qué edad se extingue el derecho humano al trabajo.

 “La expectativa de vida ha incrementado hasta los 80 años en promedio en las economías desarrolladas, incluyendo México. Esto nos exige pensar en cómo vamos a sostener a las personas mayores de 60 años durante otros 20 años de vida”, comenta el directivo de Amedirh.

De acuerdo con la OIT, en el mundo hay alrededor de 870 millones de trabajadores que viven en la pobreza, junto con sus familias, con menos de dos dólares por persona al día, y 400 millones de ellos se hallan en situación de extrema pobreza.

Asimismo, cerca de 20.9 millones de personas se encontraron en situaciones de trabajo forzoso en algún momento durante el período de 2002 a 2011. Tratándose de niños, hay 168 millones de niños que trabajan, la mitad de ellos en las peores formas de trabajo infantil.