Lactancia en el trabajo, obstáculo para mamás

Proponen incrementar la duración de permiso de maternidad al menos 24 semanas después del parto
 .  (Foto: iStock)

México ocupa el último lugar en lactancia en América Latina, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y no existen o se desconocen los datos sobre los hábitos de las madres con niños menores de dos años y su relación laboral, a pesar de implementarse la Estrategia Nacional para la Lactancia Materna (ENLM), denunció el Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE).

Sin embargo, ven muy probable que la situación de las madres en México sea similar a la que viven las progenitoras en España: que consideren como principal obstáculo el mantener la lactancia y su incorporación al trabajo.

De acuerdo con su más reciente informe del organismo mexicano "Horas Hábiles. Corresponsabilidad en la vida laboral y personal", existe todavía estigmatización en relación con la lactancia materna en los espacios públicos y en los lugares de trabajo, la cual expone a las mujeres a estrés, presión o intimidación innecesaria.

Más importante, la duración actual del permiso de maternidad de 12 semanas no promueve la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, a pesar de que hay estudios del UNICEF que demuestran a las empresas pueden generar mayor productividad cuando facilitan este derecho.

En Noruega, por ejemplo, se otorgan 57 semanas; en Canadá dan 17 semanas; mientras que, en Venezuela, Colombia y Brasil dan más de 14 semanas.

México se encuentra rezagado en esta materia a nivel mundial, ya que, entre los 185 países y territorios estudiados por la OIT, el 53 % (98 países) cumple con la norma de la OIT de la licencia de 14 semanas como mínimo y 42 países cumplen o superan la licencia propuesta de 18 semanas.

Asimismo, las mujeres en el sector informal no tienen ninguna medida de protección o muchas veces, las madres que están en la formalidad, no conocen sus derechos laborales.

“Se debe de promover y evaluar una cultura laboral para que las unidades de trabajo cuenten con un lactario; otorguen los tiempos necesarios para la lactancia, y garanticen un ambiente libre de discriminación en el entorno laboral de la madre”, concluye el GIRE.

¿Qué falta?

La Iniciativa Mundial sobre Tendencias de la Lactancia Materna (WBTI por sus siglas en inglés) propone a México:

  • crear un Comité Nacional de Lactancia Materna que vigile el cumplimiento de la normatividad y priorice mejoras regulatorias necesarias
  • comunicar ampliamente y de manera adecuada el contenido y las disposiciones de la nueva Estrategia Nacional de Lactancia, así como de la Norma Oficial en desarrollo.
  • asegurar el financiamiento adecuado para la implementación de la Estrategia y el monitoreo del cumplimiento de la nueva Norma.
  • otorgar protección a mujeres trabajadoras del sector informal.
  • incrementar la duración de permiso de maternidad al menos 24 semanas después del parto y flexibilizar las opciones para tomar los descansos lactarios
  • incrementar el tiempo que se otorga de descanso lactario (ahora seis meses) para promover la lactancia complementaria.

Contar con lactarios en el trabajo no es una obligación en México, pero pueden implementarse, de acuerdo con la norma mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en igualdad laboral y no discriminación.

Para garantizar la LM en el ámbito laboral deben tomarse medidas de carácter temporal, espacial y de remoción de obstáculos físicos y sociales, es decir, deben plantearse:

  • diferentes momentos durante el día;
  • un período determinado de varios meses;
  • un espacio adecuado tanto para amamantar como para la extracción de leche, y
  • condiciones que lo permitan (distancia de la estancia infantil, ambiente laboral favorable, otras medidas conciliatorias).

Estos son los elementos en términos de políticas, con las que deben contar las salas de lactancia, según el GIRE.

.
 .  (Foto: . )