En horas extras inverosímiles ¿se absuelve al patrón?

Cuando una JCA absuelve a una empresa por inverosimilitud de la jornada extraordinaria laborada por el trabajador, solo podrá hacerlo por las excedentes a las primeras nueve horas extra
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Mediante una jurisprudencia por la resolución de una contradicción de tesis la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación precisó que el artículo 784, fracción VIII, de LFT, ordena que al patrón le corresponde la carga de probar la jornada extraordinaria cuando se reclaman hasta nueve horas semanales, en tanto que si el reclamo del tiempo extra es mayor, debe demostrarlo el trabajador.

En tal virtud, cuando la autoridad jurisdiccional considere que el concepto reclamado no resulta razonable por ser inverosímil, el patrón deberá pagar al trabajador las horas extras hasta por nueve horas semanales cuando no exhiba el material probatorio correspondiente. Por ende no es viable condenarlo a pagar el total del tiempo extraordinario solicitado, sino exclusivamente aquel que exceda del límite aludido

Lo anterior es así porque la declaración de inverosimilitud no puede traer como consecuencia que el patrón deje de ser responsable de conservar los controles de asistencia y de horario respectivos, conforme los numerales 784 y 804, fracción III de la LFT; pues con ellos demuestra fehacientemente la jornada laboral, ni tampoco puede eximirlo del pago de horas extras hasta por nueve horas a la semana que está obligado a acreditar.

La jurisprudencia de referencia responde al rubro: HORAS EXTRAS. CUANDO LA JORNADA EXTRAORDINARIA SE CONSIDERE INVEROSÍMIL POR EXCEDER DE 9 HORAS A LA SEMANA, NO ES DABLE ABSOLVER AL PATRÓN DE MANERA TOTAL DE LA PRESTACIÓN REFERIDA, SINO EN TODO CASO ÚNICAMENTE DE LAS HORAS EXCEDENTES, del Semanario Judicial de la Federación,  Décima Época,  Segunda Sala, Tesis 2a./J. 36/2017 (10a.), Jurisprudencia, Materia Laboral, Registro 2014583, 23 de junio de 2017.

Con este acertado criterio se pretende limitar la declaratoria de inverosimilitud de la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCA), pues como consecuencia a la reforma a la LFT de 2012 es obligatorio para los patrones comprobar las primeras nueve horas semanales, aspecto al cual bajo ninguna causa puede eximírseles.