Buscan prohibir foto en el CV por discriminación

Las distinciones por apariencia de los candidatos es una violación a los derechos humanos
.
 .  (Foto: Getty)

Se presentó una iniciativa de reforma a la LFT con el fin de que los patrones o sus representantes tengan prohibido exigir la presentación de una fotografía o cualquier requisito relacionado con la apariencia física, como forma de evaluación de los candidatos.

El panista, Alfredo Rodríguez Dávila, explicó que el “uso de la fotografía en un currículum es un criterio racial y una práctica que demuestra distinción, por lo que permitir que este tipo de prácticas continúe, representa una clara violación a los derechos humanos y al desarrollo de la persona, sobre todo cuando la Constitución Política prohíbe toda clase de discriminación”.

Además, la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación obliga a los poderes públicos federales a realizar acciones para garantizar la igualdad real de oportunidades y eliminar disposiciones que impongan requisitos discriminatorios para el ingreso laboral, por lo que solicitar una fotografía es considerado un acto que restringe el acceso de una persona a una plaza laboral.

Ante ello, señaló que es necesario adoptar medidas que permitan mitigar y erradicar este tipo de prácticas tendentes a excluir o restringir a las personas por su apariencia, origen étnico o color de piel.

En ese sentido, explicó que en nuestro país el uso de la fotografía en el currículo es una práctica común; sin embargo, esta misma fue prohibida en Inglaterra, Alemania y Chile, debido a que se consideró discriminatorio.

Refirió que en un estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) llamado “Primer Módulo de Movilidad Social Intergeneracional” demostró que el tono de piel de las personas es considerado un factor importante para el ingreso y promoción a un trabajo; puesto que los cargos directivos y los mejor remunerados son ocupados por personas con tonos de piel más claros.

Asimismo, estudios realizados por el Colegio de México (Colmex) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) revelaron que una mujer con rasgos indígenas tendría que enviar 28.4% más solicitudes de empleo que una mujer con tono de piel blanca; con lo cual se limita la evaluación manera objetiva conforme a su historial académico, su habilidad y experiencia laboral.

Por ello la iniciativa contribuiría a que los patrones se nieguen contratar por criterios raciales, en tanto que coadyuvaría al cumplimiento de diversas normas y programas internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.

Finalmente, de aprobarse la iniciativa el ejecutivo federal y la dependencia del ramo contarán con un plazo de 30 días hábiles, para realizar las adecuaciones y modificaciones a los reglamentos afines.