STPS utiliza metodología internacional para prevención de riesgos psicosociales

64 % de las empresas que se han incorporado al Pronabet corresponden a los sectores industrial, construcción, servicios y comercio
.
 .  (Foto: Getty)

A través de la metodología “SOLVE”, la STPS acompaña a los centros de trabajo en la tarea de impulsar acciones que contribuyan a generar ambientes laborales favorables, informó Ignacio Rubí Salazar, Subsecretario de Previsión Social.

El próposito del acompañamiento es prevenir factores de riesgo psicosocial como el estrés y las adicciones en los centros laborales.

Este paquete de formación, dirigido a sindicatos, organizaciones patronales, profesionales e instituciones responsables de la seguridad y salud en el trabajo, es una guía que permite atender casos de estrés laboral y económico, adicciones al alcohol, drogas y tabaco, de violencia y rechazo a portadores de VIH/Sida; asimismo, promueve la buena nutrición, la práctica de actividades físicas y el sueño saludable.

“Es necesario que el personal de las empresas aprenda a identificar cuándo un trabajador o compañero presenta algún tipo de afección, a fin de establecer las acciones que puedan apoyarlo adecuadamente”, expuso la dependencia en un comunicado.

La guía SOLVE incluye recomendaciones o acciones ligadas a la reactivación física del trabajador, su involucramiento en actividades culturales y tenga posibilidades de descansar apropiadamente a efecto de estar en condiciones para desempeñar correctamente su actividad y con ello, incluso, evitar accidentes de trabajo.

Con el Programa Nacional de Bienestar Emocional y Desarrollo Humano en el Trabajo (Pronabet), apoyado de la metodología elaborada por el Organismo Internacional del Trabajo, la STPS contribuye a que los trabajadores realicen sus actividades en ambientes sanos y les permita desarrollar un esquema de mayor pertenencia dentro de sus empresas, lo cual genera un incremento en su productividad.

Con base en la cultura de la prevención, el seguimiento de esta técnica busca disminuir las enfermedades y los accidentes ocasionados por las actividades productivas, a través de una intervención paulatina para enfrentar los riesgos psicosociales identificados.

A dos años y medio de su puesta en marcha, más del 64 % de las empresas que se han incorporado al Pronabet corresponden a los sectores industrial, construcción, servicios y comercio.