Exceso de trabajo genera enfermedades y ausentismo laboral

Las enfermedades psicosociales se manifiestan por estrés laboral, disminución de la calidad de sueño y el Síndrome de Burnout
.
 .  (Foto: Getty)

El director de bienestar emocional en el trabajo de la STPS, Jorge Mérida Puga, explicó que en el mundo laboral existen diversos factores propios de las actividades productivas que, en caso de no atenderse, generan repercusiones en la vida de los trabajadores tales como cansancio, estrés y síndrome de Burnout.

LEE: QUÉ TRAE EL PROYECTO DE NOM DE RIESGOS PSICOSOCIALES

“En los centros de trabajo, al igual que cualquier otro tipo de enfermedad mental, es importante estar sensibles a todo tipo de circunstancia porque cuando no se detectan de manera temprana o cuando no se generan las condiciones para que las personas accedan a servicios de salud, entonces la organización empieza a tener efectos importantes”, apuntó.

Algunas de estas afectaciones son estrés laboral por demandas cognitivas elevadas, desbalance vida–trabajo, disminución en la cantidad y calidad del sueño, incremento en las cargas de trabajo y el Síndrome de Burnout (progresivo agotamiento físico y mental, falta de motivación por las tareas e importantes cambios de comportamiento).

Refirió que de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica aproximadamente el 40% de los trabajadores en México padecen estrés laboral y en términos de días de trabajo perdidos en los últimos 12 meses se contabilizaron los siguientes padecimientos:

  • depresión (25 días),
  • trastorno de angustia o crisis de pánico (20 días),
  • agorafobia o temor a los espacios abiertos (de entre 15 y 20 días), y
  • trastorno de estrés postraumático (casi 15 días),

“Se incrementa el ausentismo derivado de los síntomas de la enfermedad, aunque también puede haber presentismo, es decir, cuando las personas están en el centro de trabajo sin estar al 100% atendiendo las actividades; y sobre todo hay deterioro en las relaciones interpersonales entre los trabajadores, disminuye el sentido de pertenencia con la empresa y se llega, incluso, a experimentar una percepción de una baja recompensa”, explicó el funcionario.

No obstante, la STPS impulsa el desarrollo de medidas que prevengan riesgos psicosociales ocasionados por la actividad productiva e incentiva el equilibrio entre la vida y el trabajo. Algunas de estas acciones fueron las siguientes:

  • actualización del Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo (RFSST) en 2014, con el que se protege la salud mental de los trabajadores del país y establece la obligatoriedad del empleador de prevenir los factores de riesgo psicosocial,
  • la próxima publicación de la Norma Oficial Mexicana NOM-035 relativa a factores de riesgo psicosocial,
  • la publicación del Programa Nacional de Bienestar Emocional y Desarrollo Humano en el Trabajo (PRONABET), el cual está orientado a la eliminación del estigma de los trastornos mentales, sensibilización y flexibilización ante las necesidades de los trabajadores. De igual forma, fomenta el equilibrio entre la vida y el trabajo, lo que propicia ambientes laborales saludables, armónicos y productivos.

Salud mental de los trabajadores, el nuevo reto de las empresas

De acuerdo con la Federación Mundial de la Salud Mental (FMSM), la depresión y la ansiedad son responsables de más de 50,000 millones de años de días de trabajo perdidos en 36 países con equivalentes a una merma económica de más de 925,000 millones de dólares (mdd).

La firma de Voz Pro Salud Mental, refirió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió poner especial énfasis en el ámbito laboral con el fin de erradicar los estigmas en los procesos de contratación y brindar herramientas como seguros de gastos médicos que atiendan su condición.

Asimismo, la FMSM señaló que el 80% de las personas con una enfermedad psiquiátrica se encuentran desempleadas convirtiéndose en dependientes económicos y en consecuencia, al no sentirse productivas su riesgo a recaer aumenta; mientras que los que laboran ocultan su enfermedad por temor a ser descubiertos.

Para esto, propone realizar pláticas sobre salud mental en el trabajo y crear leyes para la protección del trabajo de personas con un trastorno psiquiátrico.

Con información de Notimex y comunicación STPS