¿Cómo lidiar con las malas referencias laborales?

Independientemente de la razón de tu salida, los reclutadores siempre verificarán el cumplimiento de tus metas, el respeto a las normas y la actitud
 .  (Foto: IDConline)

Las malas referencias laborales no son un obstáculo para obtener el puesto que buscas, ya que muchas veces, este historial no depende directamente del profesionista sino de factores externos; sin embargo, los reclutadores lo desconocen y con ello, disminuyen puntos a tu imagen profesional, reveló OCC Mundial.

BUSCAN PROHIBIR FOTO EN EL CV POR DISCRIMINACIÓN

En un comunicado, el portal refirió que los argumentos más frecuentes para dar un informe negativo sobre un empleado son:

  • resultados insuficientes
  • incumplimiento con las normas de la organización
  • “mala actitud” en el trabajo

“Sean falsas o ciertas, es necesario valorar la gravedad de las `posibles´ referencias que podrían dar en el anterior empleo. Si éstas no involucran tu futuro desempeño o cuestiones legales, ten la seguridad de que el reclutador sabrá anteponer tus logros en la entrevista de trabajo”, explicó.

Durante un proceso de reclutamiento, el temor se centra en la solicitud del contacto directo con tu ex jefe, por lo que también es recomendable proporcionar los datos de Recursos Humanos y una explicación honesta sobre los factores que llevaron a tu salida de la organización.

¿Cómo lidiar con las malas referencias?

Evita las referencias falsas

Ello aplica a los contactos con información ambigua o incompleta, tal como dar el teléfono de la empresa sin la extensión correcta, pues de ser comprobados el disimulo de los datos o certificados, puede ser causal de despido del nuevo empleo (artículo 47 de la LFT). Cabe señalar que esta medida es válida en los primeros 30 días después de haber firmado el contrato.

Limítate a tu experiencia y habilidad verdadera

“Si las referencias provienen de tu labor como becario, abstente de integrarlas a tu CV”, también aplica a la experiencia y habilidades falsas en trabajos verdaderos; “es decir, si realizaste el servicio social en una superempresa, no inventes puestos y tareas que no desempeñaste. Limítate a las generalidades y mejor enfócate en tus habilidades potenciales”.

“Si tu último empleo duró 3 meses, pero tienes tres excelentes trabajos previos, es razonable omitir la mención del reciente despido o renuncia”, pues el objetivo de las reseñas es demostrar tu capacidad para desempeñarte en un nuevo empleo.

Realiza un monitoreo de referencias

Llama a tus anteriores empleos -y pregunta como si fueras el reclutador-y pregunta de tus referencias, con ello conocerás la información que se proporciona de ti.

Comprueba tu CV

Para cualquiera en búsqueda de trabajo, es recomendable contactar a Recursos Humanos de tu exempleo y acreditar que la información en sus registros coincida con la de tu CV. Son tres los datos a cotejar: periodo en el que trabajaste, cargos y último sueldo.