Industria 4.0, herramienta para la competitividad

El país aún enfrenta una brecha entre las habilidades que demandan las empresas y las que ofrecen estudiantes y trabajadores
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)
Notimex (México) -

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, se pronunció porque los sectores público, privado y académico trabajen juntos en la integración del país a la industria 4.0, como una alternativa para elevar la competitividad y abatir el rezago.

Explicó que la ventaja de la industria 4.0 está en el desarrollo de tecnologías existentes, pues estas permiten que el rezago sea menor y la adopción de algunos elementos para hacerlo más ágil, subrayó.

“Hay elementos muy interesantes de como con la coordinación estratégica podemos realmente tomar ventaja”, argumentó el funcionario, al señalar que en las revoluciones industriales pasadas se tuvo un rezago que tomó demasiados años aprovechar.

LEE: ¿CÓMO LE FUE A MÉXICO EN COMPETITIVIDAD?

A su vez, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, sostuvo que México debe ser parte de la nueva y vertiginosa transformación tecnológica, donde la fusión de los recursos industriales con las nuevas capacidades digitales es la nueva revolución productiva, la industria 4.0.

Añadió que México debe invertir más en ciencia y tecnología, y si bien ha incrementado de manera importante su inversión en investigación y desarrollo, aún destina –como porcentaje del PIB— cuatro veces menos que el promedio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE): 0.6% frente a 2.4%.

“Tenemos que elevar esta cifra y, sobre todo, destinarla a los proyectos con mayor potencial de crecimiento”, insistió el empresario, al agregar que la propuesta del sector privado es que, en conjunto con empresas y gobiernos, se logré invertir al menos 1.5% del PIB en los próximos cinco años. El dirigente del CCE apuntó que otro de los retos es mejorar la formación de los jóvenes mexicanos, pues el país aún enfrenta una brecha entre las habilidades que demandan las empresas y las que ofrecen los estudiantes y trabajadores.

De hecho, indicó que 44% de los empleadores afirman que es difícil contratar a personas con las habilidades adecuadas y 40% de los jóvenes no se sienten listos para formar parte del mercado laboral.