Qué propicia el acoso sexual en la empresa

Los patrones pueden conocer los elementos que pueden facilitar el acoso sexual en sus lugares de trabajo
 (Foto: Getty images)  (Foto: Redacción)

El acoso sexual es una forma de violencia en la que, aun cuando no existe subordinación, se presenta un ejercicio abusivo del poder que produce un estado de indefensión y de riesgo para quien lo padece.

  LEE: FIRMARÁN ACUERDO PARA ERRADICAR ACOSO LABORAL

Respecto de esta conducta los patrones y los trabajadores tienen prohibido generar estas conductas, permitirlas o tolerarlas. En el caso de las empresas si no lo cumplieran con tales restricciones pueden hacerse acreedoras a multas de 250 a 5,000 veces la UMA, actualmente es de 20,150 a 403,000 pesos, aplicable por cada trabajador afectado (arts. 133, fraccs. XII y XIII; 135, fracc. XI; 992, quinto párrafo, y 994, fracc. VI, LFT).

Esta situación da lugar a que las compañías consideren la generación de un ambiente laboral libre de acoso sexual, y para ello es pertinente que evalúen ciertos aspectos que les permitan determinar si las condiciones prevalecientes en sus espacios de trabajo pueden propiciar tal fenómeno.

De acuerdo con el Protocolo de actuación frente a casos de violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual, dirigido a las empresas de la República Mexicana de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, los factores que pueden facilitar su surgimiento son:

  • inexistencia de una política que declare la tolerancia cero a la intimidación laboral, el hostigamiento, y el acoso sexual
  • predominio de una cultura organizacional discriminatorio o violenta
  • fijación de una estructura corporativa basada en esquemas patriarcales y machistas
  • ausencia de mecanismos internos eficaces y claros para atender y denunciar los casos de hostigamiento y acoso (laboral y sexual), y
  • bajo nivel de compromiso para adoptar medidas preventivas y de respuesta ante la violencia de género

Es necesario que los patrones contemplen que también existen rasgos en sus colaboradores y trabajadoras que los hacen susceptibles de ser víctimas del tipo de intimidación sexual, estos son:

  • que ignoren sus derechos y los procesos de denuncia
  • que tengan baja autoestima
  • que no cuenten con redes de apoyo o estas sean débiles, y
  •  hayan sido víctima de violencia de género (en el trabajo o en otros ámbitos) en el pasado