Estos funcionarios ganan más que AMLO

Una decena de funcionarios federales declaró percibir un sueldo superior al titular del Ejecutivo federal
.
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

Por lo menos una decena de funcionarios federales, entre secretarios de Estado y servidores públicos del primer círculo del presidente de la República, declara percibir un sueldo superior al titular del Ejecutivo federal, contrario a lo que estipula la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos (LFRSP).

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador fijó su salario en 108,744 pesos mensuales netos, el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, reportó a través de sus declaraciones patrimoniales en Declaranet que percibe un salario mensual neto por el cargo de 175,149 pesos.

Mientras que Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico, registró un sueldo neto de 174,336 pesos mensuales; el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú: 166,577 pesos mensuales.

LEE ¿LEY DE REMUNERACIONES AFECTA A LA SEGURIDAD SOCIAL?

Miguel Tomás Torruco Marqués, secretario de Turismo, expresó ganar 152,477 pesos mensuales netos; Manuel Bartlett, titular de la CFE, 155,745 pesos; Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, un salario de 149,897 pesos.

Además, Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia declaró ganar 149,893 pesos al mes; Raymundo Artís Espriú, coordinador de Estrategia Digital Nacional, 149,016 pesos mensuales.

Asimismo, Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social, 149,016 pesos por mes.

Según consta en sus propios registros patrimoniales en Declaranet, Blanca Elena Jiménez Cisneros, titular de Conagua, reportó ganar 142,234 pesos por el cargo al mes; Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, 128,000 pesos mensuales, y Leticia Ramírez Amaya, directora de Atención Ciudadana de la Presidencia, 116,014 pesos.

A principios del año, el titular del Ejecutivo federal reprochó el salario oneroso de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y defendió la aplicación de la LFRSP, en la que se establece que ningún funcionario tendrá un salario superior al del Ejecutivo federal.

Ayer venció el plazo legal para que todos los funcionarios del nuevo gobierno presentaran su declaración patrimonial y de intereses, y para que la hicieran pública, según ordenó el presidente López Obrador.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, hizo pública su declaración patrimonial y de interés, en la que afirmó ganar un sueldo mensual neto de 120,583 pesos; poseer un departamento de 318 metros, además de un terreno rústico de 380,000 metros; dijo no contar con vehículos; reportó —sin montos— cuentas bancarias y fondos de inversión, también aseguró no tener ningún conflicto de interés. Al cierre de esta edición, Eduardo Villegas Megías, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, no la había presentado.

Salarios y propiedades

Siendo de los últimos funcionarios que presentó su declaración, el empresario y jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, indicó no tener conflicto de interés, aunque mencionó que ocupa el cargo de presidente honorario de Vector Empresas SA de CV; consultor estratégico en Vector Casa de Bolsa SA de CV; consejero en Synthetic Genomics Inc; consejero en J. Craig Venter Institute; presidente ejecutivo de Plenus y consejero de Donald Danforth Plant Science Center.

Declaró la posesión de dos terrenos: uno de 49,651 metros cuadrados y el otro de 3,310 metros; un vehículo Land Rover; y cuentas bancarias, además de contar con tres tarjetas de crédito.

Por su parte, la directora de Atención Ciudadana, Leticia Ramírez Amaya, quien ha acompañado a Obrador desde que era jefe de Gobierno, declaró la posesión de una casa de 62 metros cuadrados; otra de 40 metros y un departamento de 100 metros.

Por su parte, Raymundo Artís Espriú, coordinador de Estrategia Digital Nacional dijo haber tenido tres empleos anteriores, dos de ellos en la Secretaría de Energía como colaborador e investigador, y haber sido miembro honorífico del Comité de Encuestas del partido Morena. El funcionario no declaró posesión de bienes inmuebles, únicamente de dos vehículos y tres cuentas bancarias de las que no proporcionó montos. Dijo no contar con conflicto de interés.

El coordinador de delegados federales, Gabriel García Hernández; el secretario particular del presidente, Alejandro Esquer Verdugo, y el coordinador de Asesores, Lázaro Cárdenas Batel, se sumaron a los funcionarios que recién presentaron su declaración patrimonial.

El coordinador de Asesores del Presidente, Lázaro Cárdenas Batel, hijo del excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas y nieto del presidente Lázaro Cárdenas del Río, indicó que percibe un salario de 107,575 pesos mensuales por el cargo, y tener otros ingresos por 78,000 pesos mensuales.

Dijo contar con  tres terrenos rústicos; así como un departamento, además de vehículos, cuentas bancarias; obras de arte donadas por su abuelo; ganado donado por su padre. Como posible conflicto de interés, Cárdenas Batel declaró ser socio de la inmobiliaria Territorios Rurales A.C. y del Rancho Galeana.

Podrían analizar casos, afirma la titular de función pública

Entrevistada por El Economista, la secretaria de la Función Pública, Eréndira Sandoval Ballesteros, dijo desconocer los casos de aquellos funcionarios que reportan ganar más que el presidente de la República, no obstante, confió en que todo está en orden con respecto de sus declaraciones patrimoniales.

“Tienen muy clara la legalidad en que nadie puede ganar más que el presidente y tal vez lo que pasa es que estén declarando los sueldos que están reportados en cada uno de sus cargos porque así los fija la norma, que se debe declarar el sueldo que de acuerdo con la ley se esté percibiendo, pero no veo que vaya a haber problema haciendo un análisis de cada uno de estos casos y en largo plazo de las evoluciones patrimoniales que estos colegas que usted alude directamente puedan reportar”, expuso la titular de Función Pública. 

Con información de El Economista