Razones para querer empleados felices

El estrés laboral que se traduce en hasta 0.3% de pérdidas en el Producto Interno Bruto mundial
.
 .  (Foto: Valeria Torres)

75% de las personas que padecen estrés laboral en México señalan el entorno laboral como origen, afirmó la directora de la maestría en liderazgo positivo de Tec Milenio, Magali Maldonado.

Detalló que los altos niveles de estrés producen empleados menos comprometidos con la empresa y hasta un 28% de ellos contamina su entorno laboral, es decir, son poco comprometidos de manera activa.

Esto tiene impactos negativos en las corporaciones pues disminuye la productividad, haciéndolas menos rentables y competitivas, que se traduce en hasta 0.3% de pérdidas en el Producto Interno Bruto mundial.

LEE: EMPLEADOS INSATISFECHOS SE VAN

Por el contrario, tener trabajadores felices, de acuerdo con el Centro de Trabajo Significativo de la Universidad de Colorado, reduce hasta en un 90% la rotación y el ausentismo, además aumenta 13% la productividad y hasta un 97% la satisfacción del cliente.

¿Cómo hacer felices a los trabajadores?

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que hay practicas positivas que reducen el estrés laboral y genera mejores resultados para la persona y la organización.

En este sentido la especialista recomendó a las áreas de recursos humanos y los líderes en general, llevar a cabo acciones como:

  • reconocer lo que está bien
  • verbalizar el agradecimiento
  • identificar tres emociones positivas por cada negativa
  • contar con procesos de reclutamiento basados en fortalezas
  • fomentar prácticas que promuevan la atención plena (meditación, yoga, escucha)
  • generar espacios de convivencia entre compañeros

Subrayó que los comentarios positivos dan recuerdos positivos a los empleados que los impacta hasta fisiológicamente.

"No sean codos no sean tacaños con los comentarios positivos a sus colaboradores", reiteró.

Por otro lado, aclaró que es necesario analizar el perfil de puesto y ver que las actividades empaten con la personalidad de los candidatos, pues aquellos que tienen retos demasiado grandes o demasiado pequeños pueden empezar a desmotivarse. 

"Cuando eres muy bueno para algo y no lo usas, tu nivel de compromiso está en el suelo", subrayó.

Detalló que las primeras tres o cinco competencias de cada empleado son las que se deben poner en práctica todos los días.