Evaluando el trabajo en equipo

Evaluando el trabajo en equipo
 .  (Foto: IDC online)

Consideraciones en exclusiva para IDC, del asesor externo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Ancelmo García Pineda, en torno a los mecanismos para evaluar y dar seguimiento a esta forma de trabajo y su utilidad para mejorar los procesos en la negociación.

Introducción

En ocasiones al iniciar un trabajo de mejora continua en nuestra empresa nos encontramos con la dificultad de definir el punto de arranque y diseñar el de llegada al cual queremos y deseamos arribar.

En cuanto a organización del trabajo se refiere, un aspecto importante es la definición de métodos, estrategias y nuevas formas de gestionar esa labor organizativa, sin embargo, existe otro que puede ser aún más importante: el método utilizado para evaluar y dar seguimiento a nuestras prácticas de coordinar dicho trabajo. A continuación presentamos un modelo de matriz de evaluación de trabajo, tanto para revisar procesos como para evaluar resultados.

Importancia de la evaluación del trabajo en equipo

La evaluación del trabajo en equipo tiene varias dimensiones y momentos.

Se puede evaluar:

  • el liderazgo;
  • los roles de cada uno de los integrantes o participantes del trabajo en equipo;
  • la dimensión individual y colectiva;
  • alguna etapa del proceso o varias de ellas, o
  • el resultado final del trabajo en equipo, con jugando los aspectos individuales o colectivos.

Por otra parte, se pueden realizar evaluaciones subjetivas tales como: la integración, compañerismo, organización o motivación, sin embargo el riesgo de esta forma de medición es que resulta difícilmente cuantificable y sólo atiende a criterios relativos de consistencia compleja. Aunque por otra parte es preciso aclarar que casi toda forma de evaluar el trabajo en equipo, como cualquier medio de interacción humana, parte de ser definida y evaluada de manera más o menos subjetiva, dependiendo de varios factores como: la descripción, alcance y personas que participen en la misma.

Podemos entonces recurrir a una serie de elementos contenidos en una matriz, a partir de una definición y acuerdo mínimo, que nos permiten la vigilancia y el control de las actividades y resultados del trabajo de uno o más equipos.

Las ventajas de la evaluación permanente de nuestro trabajo en equipo consisten en que podemos considerar esta valoración como: la realización cotidiana de un diagnóstico de la situación de la organización del trabajo, la capacitación o el clima laboral dentro de la revisión misma; también nos permite ir evaluando si los objetivos se van cumpliendo, y finalmente, saber si la empresa es reconocida en su esencia misma dentro de aquéllos que realizan este tipo de trabajo.

Si bien es cierto que los criterios o indicadores para evaluar el trabajo en equipo puede componerse de una enorme gama de variables, a continuación presentamos una breve propuesta de un par de matrices de evaluación, con la posible graduación, atendiendo a la facilidad de aplicación que una empresa de tamaño mediano requiere.

Matriz de evaluación del proceso del equipo

Matriz de evaluación del resultado del equipo

Conclusión

No podemos sino abundar en una sola recomendación acerca de la evaluación del trabajo en equipo y su importancia: la evaluación impacta en la cultura y en una nueva forma de organización del trabajo, y en esa perspectiva, el trabajo en equipo debe dejar de ser un dicho o discurso.

Por supuesto que no puede hacerse a un lado el trabajo individual y su motivación, sin embargo cada empresa, dependiendo de sus procesos y cultura interna, deberá decidir en qué momento revisar las acciones emprendidas, recordando que la evaluación es una forma de medir la evolución organizacional, y una forma de registro y documentación que nos permite elaborar la historia de nuestras prácticas para poder mejorarlas poco a poco.

Finalmente, el trabajo en equipo y su evaluación deben ser revalorados a la luz de su utilidad, límites y ventajas, las cuales deberán verse reflejadas en la productividad y calidad de vida de todos los que colaboran en la empresa.