Liderazgo moderno para la productividad

Liderazgo moderno para la productividad
 .  (Foto: IDC online)

Comentarios de Ancelmo García Pineda, asesor externo de la Organización Internacional del Trabajo y de esta publicación sobre la importancia del liderazgo para alcanzar los objetos de las negociaciones y las características de los líderes para su manejo.

Introducción


A lo largo de la mayor parte de nuestra existencia como personas, pertenecemos a una organización, millones de hombres y mujeres de todo el mundo pasan su existencia trabajando o conviviendo en distintas organizaciones, enfrentando innumerables desafíos al luchar por cumplir con sus tareas diarias. Resulta un hecho también que todas las organizaciones tienen un programa o método para alcanzar sus metas, para ello es de gran importancia y muy necesario que en éste se incluya la "administración", ya que ella, consiste en darle forma, de manera consciente y constante.

Toda administración, por otra parte debe contar con un líder.

El éxito que puede tener la organización al alcanzar sus objetivos y también al satisfacer sus obligaciones sociales y productivas depende, en gran medida, del desempeño de su líder, aun cuando no únicamente de él. Esta afirmación nos indica, por qué es necesaria una gerencia con liderazgo.

Las personas que asumen el desempeño gerencial de una organización se llaman "gerentes", y son los responsables de dirigir las actividades que ayudan a las organizaciones para alcanzar sus metas. Sin embargo, podemos afirmar en honor a la verdad, que gerencia no siempre es sinónimo de liderazgo.

Liderazgo para la productividad y la calidad

Realmente es fácil comprender las ventajas del liderazgo y cómo, contribuye al incremento sostenido y sólido de la productividad, de la calidad y de la calidez humana en la empresa. K. Blachard, experto en esta materia, se ha cuestionado si: "¿es suficiente para un mando leer algunas líneas o un libro sobre liderazgo para, automáticamente ser un líder de equipo, pues se logra mayor rentabilidad, productividad, calidad y clima de equipo"

Lamentablemente la respuesta es no, porque hay un doble problema, no insalvable pero sí indispensable de tomar en cuenta: el primero es cultural y puede solventarse con un entrenamiento adecuado, y el segundo es actitudinal, un poco más complicado pero no de imposible solución.

Muchos seminarios deberían contemplar el cambio de actitudes dentro de sus objetivos, con la finalidad de permitirle a las personas conocerse, analizar el origen de su carácter, temperamento y relaciones, para poder tomar decisiones de cambio que le ayuden a una convivencia más armoniosa, satisfactoria para sí, sana en lo personal y en sus relaciones con otras personas.

Características de un líder

El líder es un sujeto que se preocupa por conocer el carácter de cada uno de los elementos de su grupo, a distinguir el fuerte del débil, al que responde con lealtades, a la razón, la fuerza, el afecto, porque de esta manera se sienten que él se interesa por ellos, no sólo por los expedientes o papeles, sino por su vida, sus familias, sus gustos y sus disgustos. Además, un buen líder no sólo les marca la misión a cada uno, sino también le reconoce sus méritos, les indica dónde están sus mayores habilidades y qué costados oscuros deben mejorar. Les da un trato justo, imparcial, cortés, respeta sus sentimientos y escucha sus sugerencias. Cumple las promesas que realiza y -demostrándoles que confía en ellos- les permite tomar algunas iniciativas.

Un verdadero líder, es aquél que prepara a otros para que lo sucedan, es como el padre que enseña a un hijo a andar en bicicleta con las rueditas de apoyo, y luego se las quita, porque sabe que las caídas posteriores harán que aprenda finalmente a dominarla.

Es indiscutible que un líder siempre sabrá darle solución a cuanto problema se presente en la actividad diaria de la empresa. Sin embargo, no otorga seguridad únicamente por esa cualidad, aun cuando ésta sea fundamental.

Seguramente sus subordinados evaluarán entre aquella seguridad que les otorga en el aspecto técnico y sus condiciones humanas; esas que lo hacen apreciable como ser humano.

Bajo este esquema, no existe un utilitarismo sino una relación de afecto y compromiso, así como de pertenencia hacia los otros.

Diferentes y principales tipos de liderazgo
Qué es el liderazgo

El liderazgo es una actitud carente de egoísmo que no especula ni oculta conocimientos ni experiencias a sus subordinados, y cuando logra que destaquen más que él, lo disfruta y no impide su progreso, aunque con ello pierda a sus mejores elementos.

He aquí el don de gente que no se compra ni se vende, está en el plano moral de su persona, y es anterior a cualquier capacitación o mejoramiento técnico que pudiera haber recibido.

Ser líder consiste en practicar y ejercer un aprendizaje continuo, aceptando lo no conocido como una rutina, considerando pequeños errores como algo natural, buscando respuestas positivas a lo difícil, teniendo como premisa que continuamente hay que aprender y aprender.

El mando que es líder trabaja para ser aceptado por su carisma y su servicio hacia un equipo que requiere y acepta ayuda y orientación para cumplir con las metas prefijadas, negociadas previamente. El líder es el respaldo del equipo, el que potencia a las personas para que desarrollen sus inquietudes, iniciativas y creatividad. Fomenta la responsabilidad, el espíritu de equipo, el desarrollo personal, y, especialmente, es el artesano de la creación de un espíritu de pertenencia que une a los colaboradores para decidir las medidas a tomar.

Aunque es complicado encasillar el concepto de liderazgo, es más importante desmenuzar las complejidades de las que se compone, el experto Rallph M. Stogdill, en su resumen de teorías e investigación del liderazgo, señala que:

"existen casi tantas definiciones del liderazgo como personas que han tratado de definir el concepto. Se puede entender al liderazgo gerencial como el proceso de dirigir las actividades laborales de los miembros de un grupo y de influir en ellas".

Otro estudioso; Idalberto Chiavenato, al abordar el concepto de liderazgo destaca lo siguiente:

"Liderazgo es la influencia interpersonal ejercida en una situación, dirigida a través del proceso de comunicación humana a la consecución de uno o diversos objetivos específicos".

Si bien es posible enumerar algunos tipos de liderazgo identificado, es fundamental tener en cuenta que toda clasificación implica considerar los aspectos siguientes:

  • el liderazgo involucra a otras personas; a los empleados o seguidores. Los miembros del grupo, dada su voluntad para aceptar las órdenes del líder, ayudan a definir su posición y permiten que transcurra el proceso del liderazgo; si no hubiera a quien mandar, las cualidades del liderazgo serían irrelevantes;
  • el liderazgo entraña una distribución desigual del poder entre los líderes y los miembros del grupo. Los miembros del grupo no carecen de poder; pueden dar forma a las actividades del grupo de distintas maneras; sin embargo, por regla general, el líder tendrá más poder;
  • el liderazgo es la capacidad para usar las diferentes formas del poder para influir en la conducta de los seguidores de diferentes maneras. De hecho algunos líderes han influido en los empleados para hacer sacrificios personales en provecho de la compañía. El poder para influir nos lleva al cuarto aspecto del liderazgo, y
  • el liderazgo es una combinación de los tres primeros puntos, pero reconoce también que es cuestión de valores. James MC Gregor argumenta que el líder que pasa por alto los componentes morales del liderazgo pasará a la historia como un malandrín o algo peor.

El liderazgo moral se refiere a los valores y requiere que se ofrezca a los seguidores suficiente información sobre las alternativas para que, cuando llegue el momento de responder a la propuesta del liderazgo de un líder, puedan elegir con inteligencia.

Clasificación

Dicho lo anterior, podemos resumir los tipos de liderazgo de la manera siguiente:

  • coercitivo: exige obediencia inmediata;
  • orientador: motiva a los subalternos a trabajar por un objetivo;
  • afiliativo: crea armonía y fomenta las relaciones;
  • participativo: crea consenso a través de la participación;
  • imitativo: fija estándares de excelencia exigentes;
  • capacitador: desarrolla a las personas para el futuro;
  • autocrático: señala, ordena, castiga;
  • paternalista: igual al autócrata, justifica actuación, beneficia al otro ¿a quien, al otro, no al indicado;
  • permisivo: actúa poco, no asume;
  • democrático: confía en el grupo, orienta, da opiniones y las pide, y
  • situacional: grupos maduros sin líder fijo.

Cabe señalar que aun cuando el liderazgo guarda una gran relación con las actividades administrativas y el primero es muy importante para las segundas, el concepto de liderazgo no es igual al de administración. Podemos mencionar que muchas organizaciones están sobre administradas y sub lidereadas.

En el verdadero liderazgo confluyen todas las etapas de dirección, y su importancia radica en que de un liderazgo adecuado y efectivo dependerán a la:

  • productividad del personal para lograr los objetivos.;
  • observancia de la comunicación;
  • relación entre jefe-subordinado;
  • corrección de errores, y
  • observancia de la motivación y del marco formal de disciplina.

Conclusión final

  • Debemos anotar que una organización que deje de tener una meta a la cual dirigirse debe de manera inmediata remodelar sus objetivos para así poder sobrevivir; en esta etapa resulta esencial contar con un eficaz líder;
  • La importancia de un buen liderazgo en la sobrevivencia productiva y rentable de una empresa radica en que dicha organización puede tener una planeación adecuada, control y procedimiento de organización;
  • En la empresa un liderazgo apropiado es importante por ser la esencia de la capacidad de un jefe para guiar y dirigir, y
  • Muchas organizaciones con una planeación deficiente y malas técnicas de organización y control habrán de desaparecer del mercado al dejar de tener la posibilidad de ser competitivas en este mercado cambiante y dinámico que sólo un buen líder sabe identificar y enfrentar.