Ventajas de la empresa integradora

Ventajas de la empresa integradora
 .  (Foto: IDC online)

Anselmo García PinedaAsesor externo de la Organización Internacional del Trabajo

INTRODUCCIÓN

La globalización de los negocios exige respuesta desde cualquier lugar en donde nos encontremos. Este lugar puede ser un espacio comercial o una zona de producción; nuestra respuesta debe ser una acción regional o una respuesta local, lo importante es no perder de vista que nuestra imaginación tiene un marco productivo, y una búsqueda de distribución más equitativa de la riqueza.

Las respuestas buscan fortalecer la competitividad del país, y en ello se deben construir nuevas costumbres, hábitos, ventajas, destacando entre ellas el caso de México, en donde el concepto de integración no es nuevo; y nunca ha tenido la importancia como para consolidarse en nuestra cultura. El concepto de integración en el ámbito de la empresa nos genera un paradigma poco sólido y atendido a lo largo y ancho de nuestro país, sin embargo puede ser parte esencial para mejorar las condiciones productivas y competitivas de México.

La importancia de seguir generando una nueva cultura empresarial más desarrollada en México nos brinda la opción de sumar recursos y experiencia para alcanzar objetivos y obtener beneficios económicos que en forma individual o aislada son difíciles o imposibles de lograr. En la presente colaboración se aborda el aspecto técnico productivo, sin soslayar el aspecto legal y formal, y que en esta ocasión no se hace referencia a él.

¿POR QUE INTEGRARSE

En México se habla mucho del trabajo en equipo, pero no se acaba de abandonar la pesada carga de la costumbre de fomentar la individualidad, tanto dentro como fuera de la empresa y en todos los niveles de ésta. Lo anterior no sería malo si no nos enfrentáramos a estrategias competitivas que están sustentadas en el trabajo en equipo; que se cohesionan; competidores que se unen; empresas que se fusionan; productores con estrategias y técnicas productivas en común.

Para las empresas mexicanas es fundamental que nos fortalezcamos con todas las herramientas que el mercado nos provee, y por ello debemos trabajar mucho más en la generación de empresas integradoras y no reducir poco a poco la individualidad productiva, pero si el aislamiento, y dispersión de esfuerzos.

En la forma de asociación o de generación de empresas integradoras es fundamental atender a la experiencia histórica de nuestro pueblo y sus costumbres emprendedoras, así como a factores de naturaleza política, económica y social, pues todo ello se entrelaza de manera interdependiente y sinérgica.

A lo anterior se agregan aspectos propios de cada actor productivo se integra con su capacitación, formación, expectativa y perspectiva empresarial, así como con las metas que se busca alcanzar, respecto al mercado global, regional o local.

Hoy por hoy está claro, de manera individual seguiremos débiles en competitividad, sobre todo en la pequeña y mediana empresa; por ello debemos generar empresas integradoras, para ser mejores en el fomento de la especialización de las empresas asociadas en productos y procesos que cuenten con mayores ventajas comparativas.

Las empresas integradoras han demostrado que aumentan la productividad de los trabajadores, mejoran la calidad de los productos, optimizan  inventarios, de tal manera que se adopta de verdad una modernización interna en el ciclo de administración productiva empresarial.

El ciclo productivo de mando se ha vuelto más complejo que la simple rutina de mando-obediencia; ahora se complementa dicho ciclo y se moderniza al incorporarse aspectos de mando-consulta-decisión-orden-ejecución.

CARACTERÍSTICAS DE UNA EMPRESA INTEGRADORA Podemos sintetizar la definición de empresa integradora e integrada de la manera siguiente:

Empresa Integradora

  • ?empresa especializada que asocia personas físicas, personas morales, procesos productivos, de comercialización y de servicios, de tamaño o dimensión diversa con el objeto de elevar productividad y competitividad para dominar una porción o nicho de mercado específico en un tiempo y espacio determinados?;
  • ?se le considera como una estructura organizacional depurada y modernizada en la cual se toman decisiones a partir de la suma de ventajas de las formas de trabajo que le dieron origen, la individual y la nueva que surge, que es colectiva?, y
  • ?se considera integración, aquella relación en la cual una parte, denominada integrador o empresa integradora, aporta determinados medios de producción, productos o asistencia técnica, pudiendo o no comprometerse a la retirada para su comercialización de sus productos, y la otra, denominada integrado al que aporta los restantes medios para concluir un producto o proceso para un consumidor final?.
  • Es importante subrayar que la empresa integradora ejerce un liderazgo competitivo que no debe anular la autonomía de las empresas integradas.
Empresa Integrada:

  • ?forma parte y depende del consumo o aportación de un servicio o proceso de manufactura parcial, no terminado para su consumidor final; dicho proceso o producto puede ser tecnológico, administrativo, informático, legal, contable, o de cualquier otro tipo?, y
  • ?aporta o consume un servicio o producto parcial que es parte de un proceso o producto final, que sólo la empresa integradora puede finalizar para el consumidor último?.
En las empresas integradoras, como hemos podido ver, pesa bastante la percepción que se tenga del proceso mismo de integración, y ello es de vital importancia en una cultura como la mexicana.

Un secreto de las empresas con mayor rendimiento es precisamente el grado de integración y motivación de sus directivos y trabajadores. Esa motivación mantiene una estrecha relación con la capacidad de liderazgo de los mandos intermedios que se relacionan directamente con los empleados.

Además, el trabajo en equipo se configura como una herramienta de cohesión de primer orden. De hecho, la vinculación afectiva del individuo con el resto del grupo e incluso con la organización, se intensifica cuando el desarrollo del trabajo depende de la colaboración y el intercambio.

En el proceso de integración la comunicación vertical resulta insuficiente, por ello, se ha de potenciar la horizontal y se deben crear canales de interacción, resaltando por supuesto que al líder le corresponde la tarea de incentivar a sus compañeros para lograr que éstos mantengan una actitud emprendedora.

Como observamos tenemos un gran reto, pues desde la vida empresarial, debemos tener claro que la integración consiste en constituir un todo nuevo a partir de partes disociadas; es construir una nueva organización, a partir de los esfuerzos dispersos, hacia una acción conjunta.

Integrar también consiste en acercar un nuevo componente a nuestra organización para adherirse de manera más amplia a nuestras características productivas y competitivas.

ESTRATEGIA INTEGRADORA La estrategia integradora sólo puede ser llevada a cabo si existe un pleno convencimiento por parte de la dirección y metas claras respecto al horizonte. La experiencia ha demostrado que si las unidades productivas son capaces de coordinarse, el resultado final es alcanzado con costos inferiores y con un menor porcentaje de error. Si bien la integración es operante tanto en pequeñas como en grandes empresas; es en éstas en las que la implantación de estos procedimientos resulta mucho más compleja. A mayor volumen de personal, mayores dificultades de aplicación.

Aun cuando en ambas dimensiones de empresas se ha reconocido la cohesión interna hoy como un elemento del éxito de negocio.

La empresa integradora, entonces, genera una organización que propicia el desarrollo de capacidad productiva, flexible, escalable, balanceada y encauzada.

FACTORES DE ÉXITO DE LA EMPRESA INTEGRADORA Algunos factores importantes de éxito de una empresa integradora están dentro y fuera de la misma, entre ellos podemos anotar:

  • control de procesos críticos;
  • concentración geográfica de servicios;
  • dominio e innovación administrativa;
  • control de calidad centralizado;
  • asignación de rol y etapa integrativa de acuerdo a experiencia, productividad y volumen de trabajo;
  • determinación homogénea de costos y precios, y
  • conocimientos de mercados verticales y horizontales.
ALGUNAS ETAPAS BÁSICAS DE UNA EMPRESA INTEGRADORA En la generación de una empresa integradora, más allá de los aspectos de carácter formal, destacan etapas del proceso de integración permanente e ininterrumpido, que al ser constante se convierte en un ciclo interminable de mejora continua; las etapas básicas son las siguientes:

  • diagnóstico de situación, para conocer la importancia y los beneficios que les reportaría al participar en un esquema de empresas integradoras;
  • planeación del proyecto, ubicar y diseñar los elementos suficientes para garantizar el éxito en su ejecución:  determinar la factibilidad, rentabilidad y sustento del proyecto;
  • programa de trabajo, etapas en que se realizará, determinando cuáles son de corto, mediano y largo plazo, debiendo determinar si la integración es completa desde un inicio o ésta se dará por etapas o fases del proceso;
  • formación de la empresa integradora, la constitución puede o no ser de carácter formal, e
  • inicio de las operaciones, desde el principio se debe tener claro el mercado, clientes, proveedores; es decir toda la visión del ciclo producción-consumo.
Además, por supuesto, se deben tener en cuenta los indicadores que nos permitan controlar los aspectos imprevistos.

VENTAJAS DE UNA EMPRESA INTEGRADORA Si bien las empresas integradoras son generadoras de sólidas ventajas productivas y competitivas, es preciso mencionar algunas de ellas, para ubicar el grado de dificultad al asumir ese paradigma:

  • versatilidad en servicios, procesos y productos;
  • incrementa la competitividad de las empresas asociadas;
  • eleva la capacidad de negociación del ciclo para comprar, transformar y vender;
  • reduce los costos de acceso a servicios especializados;
  • evita la duplicidad de inversiones para renovar o innovar la maquinaria y el equipo;
  • propicia la especialización de los asociados en determinados procesos y productos con ventajas comparativas;
  • favorece la concurrencia a mercados más amplios al consolidar la producción de sus asociados;
  • mantiene la individualidad de los empresarios en las decisiones internas de sus empresas, y
  • tiene flexibilidad para adaptarse a cualquier actividad o ciclo económico.
PRINCIPALES PROBLEMAS DE UNA EMPRESA INTEGRADORA No podemos dejar de mencionar algunos problemas de la empresa integradora, que en mucho se parecen a los problemas propios de otra actividad empresarial y productiva, algunos de ellos tienen que ver con la organización del proceso, con los equipos, con el liderazgo, así como la carencia de capital y otros como:

  • desconocimiento de estrategias integradoras;
  • reducción de la demanda de su producto;
  • falta de cultura empresarial relacionada con el trabajo en equipo y la planeación asociativa;
  • carencia de liderazgo;
  • predominio de los intereses individuales antes que de los integrados;
  • inexistencia del trabajo en equipo debido a una mala interpretación del concepto integración;
  • falsas expectativas asociativas, relacionadas con deficiencias administrativas y técnicas, y
  • limitado e inoperante apoyo gubernamental.
Algunos de los problemas administrativos generan una imagen ficticia o espejismo que hace posible el surgimiento de fisuras, pequeñas brechas comunicacionales los cuales con el tiempo se convertirán en grandes grietas.

Quizás como parte de los problemas hemos de mencionar algunas limitaciones de la empresa integradora tales como el hecho de que no se puede realizar ninguna parte del proceso productivo que involucre la actividad de sus asociadas.

CONCLUSIÓN Es evidente que la empresa integradora no debe descuidar a los trabajadores ni descuidar la gestión, los procesos y los tiempos de ejecución. Y aunque la crisis económica es un problema, en diversos estudios se ha observado que nunca es el problema final que determina el cierre de una empresa integradora, lo que nos debe alentar a trabajar mucho más en ella para elevar el poder de negociación  de las micro, pequeñas y medianas empresas en los mercados de proveeduría, comercialización, financieros y tecnológicos, entre otros.