Importancia del liderazgo asertivo

Estudio sobre el impacto de este concepto en la motivación productiva, por Ancelmo García Pineda, asesor externo de la OIT
 .  (Foto: IDC online)

Preámbulo

Ser líder de una empresa implica generar éxitos, ganancias y satisfacciones personales que benefician tanto al individuo como al grupo de personas que en ella laboran. Aunque el beneficio final se observa en diferentes dimensiones: la monetaria, moral y ética, es frecuente que el liderazgo practicado por los gerentes, mandos medios y responsables en el organigrama, no siempre genere un clima sin conflictos que al mismo tiempo logre motivar a todos y cada uno de los colaboradores en la búsqueda de metas, cumplimiento de objetivos y prácticas de mejora continua.

El arte de ejercer un liderazgo tiene claves en el entendimiento y puntos críticos en las actitudes humanas de fracaso o frustración; por esto el líder de cada grupo debe velar por mantener en alto, en todo momento, el espíritu de colaboración y las expectativas de cumplimiento para la productiva y humana marcha de la compañía.

 

Asertividad, clave del liderazgo moderno

Desde hace varios años, diversos expertos han aplicado técnicas de enseñanza y práctica de asertividad para fortalecer el liderazgo en las organizaciones productivas con resultados más que positivos.

La importancia de la aplicación del liderazgo asertivo radica principalmente en que se detectan conflictos a tiempo y se impide afectar negativamente la marcha de la empresa en diferentes niveles jerárquicos.

A continuación analizamos la forma en que se construye el concepto de liderazgo asertivo en los centros de trabajo.

Debemos entender por asertividad la certeza de algo determinado; es decir, el estar cierto de la esencia y características de algo a lo que nos referimos; sea ésta una persona o su cualidad; también podemos definirla como una conducta que hace posible la disminución de la ansiedad al aumentar la seguridad de sí misma.

Otras acepciones de asertividad son:

  • ?la expresión abierta de las sugerencias (por medio de palabras y acciones) de una manera tal que haga que los otros lo tomen en cuenta, así como expresar pensamientos y creencias en forma honesta, directa y apropiada, sin violentar los derechos de los demás. La base de la aserción es la comunicación mutua, dar y recibir respeto?
  • ?es la conducta que permite a una persona actuar con base en sus intereses más importantes, defenderse sin ansiedad, expresar cómodamente sentimientos honestos o ejercer los derechos personales, sin negar los derechos de los otros?

En la práctica, el entrenamiento en asertividad supone el desarrollo de las capacidades para:

  •  expresar sentimientos o deseos positivos y negativos de una forma eficaz evitando negar o desconsiderar los de los demás; sin crear o sentir vergüenza
  • diferenciar entre la aserción, agresión y pasividad
  • reconocer las ocasiones en las que la expresión personal es importante y adecuada o lo es la de grupo y colectiva
  • lograr defenderse sin agresión o pasividad frente a una conducta arbitraria y poco cooperadora o razonable de los demás o ante lo injusto de la realidad laboral Las premisas de un liderazgo asertivo son las siguientes:
  • involucrar a otras personas, colaboradores o seguidores. Los miembros del grupo, dada su voluntad para aceptar las órdenes del líder, ayudan a definir su posición y permiten que transcurra el proceso del liderazgo. Si no hubiese a quien mandar, las cualidades del liderazgo serían irrelevantes
  • entrañar una distribución desigual del poder entre los líderes y miembros del grupo. Los integrantes del grupo no carecen de poder; pueden dar forma a las actividades del grupo de distintas maneras; sin embargo, por regla general, el líder tendrá más poder
  • persuadir en la conducta de los seguidores de diferentes formas. De hecho algunos líderes han influido en los trabajadores para hacer sacrificios personales en provecho de la compañía
  • combinar valores. El líder que pasa por alto los componentes morales del liderazgo asertivo, pasará a la historia como un soberbio, déspota y malandrín.

Perfil del líder asertivo en la organización

Como todo grupo humano, en la empresa no podemos funcionar sin un orden y armonía, de ahí que exista una organización determinada y ésta se encuentre encabezada por alguien que deberá, en su momento, asumir el papel de líder y mando. Debemos subrayar la importancia del liderazgo, así como su contribución al incremento sostenido y sólido de la productividad, la calidad y calidez humana en la negociación.

Al igual que el especialista en liderazgo, K. Blachard, nos debemos cuestionar: ?¿es suficiente para un mando leer algunas líneas o un libro sobre liderazgo para, automáticamente ser un líder de equipo, pues se logra mayor rentabilidad, productividad, calidad y clima de equipo??

Por supuesto que la respuesta es no, porque hay un doble problema, no insalvable pero sí indispensable de tomar en cuenta:

  • cultural que puede solventarse con entrenamiento adecuado
  • actitudinal, un poco más complicado, pero no de imposible solución

Si quisiéramos definir a un líder, deberíamos afirmar que es: un sujeto que se preocupa por conocer el carácter de cada uno de los elementos de su grupo, distingue al fuerte del débil, al que responde con lealtad, razón, fuerza, o afecto. De esta manera sienten que él se interesa por ellos; no sólo por los expedientes o papeles, sino por su vida, sus familias, gustos y disgustos; es decir, asume una actitud asertiva hacia ellos.

Además, un buen líder no sólo indica la misión a cada uno, sino también tiene la certeza, habilidad y sensibilidad de reconocer sus méritos. Al poner en práctica un liderazgo asertivo, se debe indicar dónde están las mayores habilidades y qué desafíos o limitaciones deben mejorar. El trato que ejerce es justo, imparcial, cortés, respeta los sentimientos y escucha las sugerencias. Cumple las promesas y ?demuestra que confía en sus colaboradores? les permite tomar algunas iniciativas.

Es indiscutible que un líder asertivo siempre sabrá darle solución a cuanto problema se presente en la actividad diaria de la empresa, pues sabrá sumar el talento de sus trabajadores.

Sin embargo, no otorga seguridad únicamente por esa cualidad, aun cuando ésta sea fundamental. Seguramente sus subordinados evaluarán entre aquella seguridad que les otorga en el aspecto técnico y su sensibilidad humana; ésa que lo hace apreciable como ser humano, no sólo como experto técnico en su profesión.

Un líder asertivo así desarrollado no existe como utilitarismo sino con una relación de afecto y compromiso, así como de pertenencia hacia los otros. El liderazgo asertivo no es algo que se obtiene por decreto o mandato, por más que una orden nos imponga en nuestro sitio, la asertividad en un líder es una actitud carente de egoísmo que no especula ni oculta conocimientos ni experiencias a sus subordinados, y cuando logra que destaquen más que él, lo disfruta y no impide su progreso, aunque con ello pierda a sus mejores elementos. Al final sabe que el equipo, el grupo y la comunidad salen ganando.

El mando, que al mismo tiempo es asertivo, trabaja para ser aceptado por su carisma y servicio hacia un equipo que requiere y acepta ayuda y orientación para cumplir con las metas prefijadas ?negociadas incluso?. El verdadero líder asertivo es el respaldo del equipo, quien potencia a las personas para que desarrollen sus inquietudes, iniciativas y creatividad. Fomenta la responsabilidad, el espíritu de equipo, el desarrollo personal y, especialmente, es el artesano de la creación de un espíritu de pertenencia que une a los colaboradores para decidir las medidas a tomar. Un líder asertivo conoce obligaciones y derechos; fortalezas y debilidades; y ante todo respeta a los demás, ordena con seguridad, pues la orden se convierte en una orientación para llegar a una meta a la que todos aspiran.

 

Motivación; sustento de un buen líder

En cuanto a la tarea de motivación, el líder asertivo la asume como un reto de orientador: motiva a los subalternos a trabajar por un objetivo. La importancia del liderazgo asertivo se ve en la actitud de motivación que se refleja en la relación del líder con sus colaboradores al:

  • perseguir metas
  • tener la camiseta puesta
  • formar parte de un equipo
  • enfrentar retos y desafíos
  • adquirir diferentes expresiones (coraje/alegría), pero siempre siendo la misma persona en el compromiso del trabajo
  • crear un ambiente agradable y consigo mismo
  • ser joven entre viejos
  • seguir siempre aprendiendo
  • actuar en un ámbito de libertad
  • tener identidad propia
  • ser un recipiente de información
  • trabajar para servir a las personas
  • recibir capacitación
  • poseer aspiraciones de ser mejor
  • estar en armonía con las actividades y el ambiente

El resultado de un buen liderazgo asertivo se convierte en eficaz con resultados tangibles e intangibles en la empresa, mismos que podemos registrar y observar en la:

  • productividad del personal para lograr los objetivos
  • observancia de la comunicación
  • relación entre jefe y subordinado
  • corrección de errores
  • observancia de la motivación y del marco formal de disciplina

Finalmente, las acciones de la motivación en un liderazgo asertivo consisten en animar a:

  • el equipo para que produzca, vigile la calidad, reduzca los costos, mantenga y mejore las normas
  • su jefe para que proporcione los recursos necesarios para el trabajo del grupo y acepte, al mismo tiempo, nuevas ideas y sugerencias
  • sus compañeros para que proporcionen un producto, proceso o servicio óptimo y acepten nuevos retos, se den prisa en el proceso, informen y cooperen para mejorar continuamente
  • los proveedores para que aceleren las entregas y se efectúen con la calidad esperada
  • sus clientes para que esperen consumir con satisfacción el producto o servicio que se les provee
  • su familia para que acepte o regule las presiones derivadas de un entorno laboral y un medio social específico

Liderazgo efectivo igual a mayor productividad

La productividad depende en gran medida de que este concepto sea eficaz, ya que consiste en la influencia interpersonal ejercida en una situación de esfuerzo demandado, dirigida a través del proceso de comunicación humana a la consecución de uno o diversos objetivos específicos.

Ser líder reside en practicar y ejercer un aprendizaje continuo, aceptando lo no conocido como una rutina, considerando los pequeños errores como algo natural, buscando respuestas positivas a lo difícil y teniendo como premisa que se debe aprender continuamente.

Al tratar el tema de motivación debemos señalar que existen dos principios que se consideran fundamentales, los cuales se basan en:

  • la identificación de algún temor en el o los sujetos a motivar, para aislarlo o controlar dicho temor
  • el interés pecuniario o en alguna forma de recompensa

Se puede indicar que un líder asertivo tiene tres prioridades:

  • individuo
  • grupo
  • tarea

Conclusiones

La persona asertiva suele ser buena pero no en exceso. Cabe señalar que aun cuando el liderazgo asertivo guarda una gran relación con las actividades administrativas, el concepto de liderazgo no es igual al de administración. Podemos mencionar que muchas organizaciones están sobre administradas y sublideradas. No es lo mismo ser jefe que ser líder. Por otra parte, la motivación genera o fortalece voluntades y conocimientos, refuerza convicciones y renueva las expectativas.

La motivación con raíces asertivas se constituye en la energía necesaria para animar y reanimar el espíritu y el cuerpo de una persona, sabiendo inyectar la dosis necesaria de motivación oportuna en el espacio adecuado y en el momento propicio.

La motivación y el liderazgo asertivo son aquellas prácticas que implican acción o impulso para que alguien se mueva o haga un movimiento de manera consciente y orientado para lograr u obtener algo. De esa manera se mantienen activos lo elementos que dan unidad y homogeneidad a una empresa, con voluntad y resultados constantes y sonantes.