Las Comisiones de Seguridad e Higiene

Las Comisiones de Seguridad e Higiene
 .  (Foto: IDC online)

Actualmente las empresas están enfocando todos sus esfuerzos en ser competitivas y productivas, lo cual necesariamente implica que sean seguras e higiénicas, esto debido al beneficio monetario que representa el no costear riesgos de trabajo y aumentar la productividad mediante prácticas orientadas a estos propósitos, por ejemplo la integración de las Comisiones de Seguridad e Higiene, organismos encargados de vigilar el cumplimiento de la normatividad en estas materias, y por ende de evitar sanciones económicas.

Lo anterior, se corrobora al precisar que con una Comisión de Seguridad e Higiene, el patrón puede identificar las desviaciones de seguridad e higiene en los siguientes aspectos:

  • cumplimiento de la normatividad en seguridad e higiene; 
  • mantenimiento de las instalaciones y maquinaria;
  • aplicación de políticas de seguridad e higiene;
  • participación de mandos medios;
  • aplicación del programa preventivo de seguridad e higiene;
  • efectividad de la capacitación en seguridad e higiene;
  • eficiencia de los sistemas de información al trabajador;
  • manejo adecuado del equipo de protección personal, y
  • evolución de los costos directos e indirectos originados por los riesgos de trabajo.

Eliminación de costos de accidentes  enfermedades de trabajo

El identificar las desviaciones anteriores, proponer y llevar a cabo las medidas correctivas propuestas  por la Comisión de Seguridad e Higiene permite a las empresas, Seguro Social, trabajadores y a sus familiares inhibir costos:

  • directos por:
    • asistencia médica y quirúrgica;
    • rehabilitación;
    • hospitalización;
    • medicamentos y materiales de curación;
    • aparatos de prótesis y órtesis, y
    • indemnizaciones por incapacidades (parciales, temporales y permanentes), y
    • ayudas y pensiones;
  • indirectos por:
    • daños a la maquinaria;
    • pérdida de productos, materia prima y energía;
    • horas-hombre no utilizadas, y
    • capacitación y adiestramiento, y
  • sociales por:
    • ruptura familiar;
    • desempleo y subempleo;
    • alteración comunitaria, y
    • adaptación de instalación.

Otros beneficios de contar con Comisiones de Seguridad e Higiene

  • para el trabajador:
    • denunciar posibles desviaciones a la normatividad en seguridad, higiene y ecología;
    • proponer mejoras a los procesos de trabajo, y
    • participar en las actividades de seguridad e higiene;
  • para el sindicato, vigilar el cumplimiento de los derechos de los trabajadores en el campo de la seguridad e higiene y así velar por su integridad, y
  • para la autoridad laboral percatarse, a través de las actas de la comisión, de la presencia de riesgos mayores en las empresas y adecuar las acciones correspondientes con mayor efectividad.

Conclusión

Es importante destacar que además de los costos mencionados, un ambiente poco saludable para realizar labores, genera ausentismo dando lugar a la disminución de productividad y aumento de apatía, lo cual trae como resultado inevitable una baja calidad en el trabajo, y al entrar en este círculo vicioso la empresa poco a poco va perdiendo competitividad y presencia, es por ello que la tendencia y visión actual de la higiene en el trabajo sea desde una perspectiva de inversión y productividad y no de un gasto como hasta hace unos años.