Contrato a prueba ¿pago de indemnización

Aunque el contrato a prueba no se encuentra regulado en Ley, sí produce ciertas consecuencias de derecho

Al vencimiento de su contrato a prueba de 60 días, un trabajador nos exige, además del pago de las prestaciones legales, el importe de la indemnización constitucional pues asegura que la LFT garantiza ese derecho. ¿Tal exigencia es procedente?

Con la finalidad de confirmar si los trabajadores de nuevo ingreso cumplen con el perfil adecuado para ocupar un puesto en su negociación, los patrones frecuentemente celebran con ellos un contrato a prueba; práctica que si bien es cierto en ninguna disposición de la LFT ni en sus reglamentos está regulada, tiene consecuencias legales.

Esta aseveración tiene su fundamento en el artículo 20 de la LFT, pues durante ese período existe un vínculo laboral, en el cual las partes se sujetan a las disposiciones laborales. De ahí que al no haberse justificado adecuadamente su temporalidad se considera por tiempo indeterminado (art. 35 LFT).

Así, si el patrón ha tomado la decisión de terminar la relación laboral con aquél, lo debe liquidar como si se tratara de un despido injustificado y cubrirle la indemnización legal correspondiente, consistente en tres meses de salario integrado, además de las partes proporcionales de las prestaciones devengadas y no pagadas (vacaciones, prima vacacional, aguinaldo y prima de antigüedad), en términos de los numerales 50, 79, 80, 84, 87, 89 y 162, fracción III de la LFT.