Tecnología y calidad de vida laboral (2)

Conclusiones de la Organización Internacional del Trabajo sobre los efectos de los avances técnicos en las relaciones laborales
 .  (Foto: IDC online)

En el pasado número 44, correspondiente al 31 de agosto, se inició la síntesis del Informe sobre el Empleo en el Mundo 2001. La Vida en el Trabajo en la Economía de la Información, abordando los principios generales que llevaron a la OIT a analizar cómo la tecnología ha modificado el mundo laboral, facilitando el entorno productivo, pero generando nuevos problemas cuya solución se ha tornado complicada.

A fin de concluir el breviario de este reporte anual, a continuación se presentan las consideraciones formuladas por el citado organismo internacional, en torno al impacto directo que han provocado los avances técnicos en la salud de los colaboradores, cuya lectura resulta recomendable para los directivos y gerentes de la negociación, a efecto de atenuar los eventuales riesgos a los que están expuestos los trabajadores durante su jornada laboral.

La salud y seguridad en el trabajo

Quizá el tema más delicado de este estudio es la salud y seguridad en el afamado "trabajo digital", el cual si bien es cierto reduce las labores físicas, no implica menos peligro para el bienestar de los colaboradores, pues el estar sentado frente a un equipo de cómputo puede acarrear nuevos peligros, entre los cuales se encuentra no solo el estrés psicológico (ocasionado por excesos en el tiempo e intensidad de la jornada, inestabilidad en el empleo, y otros factores ya reseñados en la primera parte de esta investigación), sino también otros de carácter físico, por la utilización excesiva de herramientas informáticas en la labor cotidiana. El estrés en el trabajo

A nivel mundial, el estrés laboral se ha convertido en una de las más grandes preocupaciones para los factores de la producción. Estudios realizados por científicos estadounidenses revelan que el 40% de los trabajadores manifiestan que su trabajo es una causa importante o extrema de este padecimiento. En el viejo continente, datos de la segunda encuesta de condiciones de trabajo realizada en la Unión Europea, el 28% de los colaboradores opinaban lo mismo; mientras en Japón, la proporción de empleados afectados por esta anomalía se incrementó de un 53% en 1982, a 63% en 1997, situación similar a Corea, en donde el karoshi (muerte por exceso de trabajo) es hoy un problema grave de carácter social. Causas probables de este problema

Son múltiples los motivos generadores de este inconveniente en el mundo laboral. Algunos de ellos tienen que ver con la interacción ocasionada por la globalización de las actividades empresariales, mientras otros se refieren a la fragmentación de trayectorias profesionales por parte de los trabajadores, quiénes actualmente han abandonado la idea de realizar una carrera permanente en un solo establecimiento. Las circunstancias que acentúan o mitigan el estrés psicológico en el trabajo presentan las siguientes observaciones fundamentales:

  • la evolución de los puestos de trabajo ha sido muy rápida en los últimos años: la experiencia laboral es una causa muy poderosa de estrés, en especial si no puede ser controlada por el propio empleado;
  • los factores que pueden provocar o acentuar la satisfacción en el trabajo, ocasionan también preocupaciones, las cuales pudieran generar este problema: a mayor autoridad y responsabilidad, mayor estrés, y
  • la globalización de las actividades de una empresa trae consigo un aumento del número de personas que trabajan en multinacionales: al exportarse a otros países nuevos modelos de gestión diseñados en una nación distinta, los conflictos transculturales provocan mayores dificultades y nuevos brotes de estrés.

Por lo anterior, para los expertos de la OIT, los riesgos psicosociales que pueden provocar estrés en el trabajo, son los siguientes:

Instituciones y condiciones de trabajo (Imagen 1)

Instituciones y condiciones de trabajo (Imagen 2)

Características del trabajo que producen estrés:

Categoría Elementos que definen el riesgo
Contexto
Función y cultura de la organización
  • Mala calidad de la comunicación
  • Ausencia de apoyo a la resolución de problemas y desarrollo personal
  • Falta de una definición de los objetivos de la organización
Función y cometido en la organización
  • Ambigüedad de los cometidos, o bien,  objetivos contradictorios
  • Responsabilidad ajena
Progresión
  • Incertidumbre y estancamiento de la trayectoria profesional
  • Ascensos inmerecidos o rechazados
  • Remuneración insuficiente
  • Inseguridad del empleo
  • Bajo valor social del trabajo
Margen de decisión
  • Pobre participación en la adopción y control de decisiones
  • Falta de control del trabajo
Relaciones interpersonales en el trabajo
  • Aislamiento físico o social
  • Malas relaciones con los superiores
  • Conflictos interpersonales
  • Falta de apoyo social
Duplicidad hogar-trabajo
  • Exigencias contrapuestas
  • Poco apoyo en el hogar
  • Problemas de doble actividad profesional
Contenido
Ambiente y material de trabajo
  • Problemas de fiabilidad
  • Disponibilidad, idoneidad y mantenimiento o reparación del material de trabajo e instalaciones
Concepción de tareas
  • Falta de variedad o ciclos de trabajo cortos
  • Trabajo fragmentado o sin sentido
  • Desaprovechamiento de las calificaciones
  • Alto grado de incertidumbre
Carga/ritmo de trabajo
  • Trabajo excesivo o insuficiente
  • Falta de control en el ritmo laboral
  • Plazos excesivos
Horas de trabajo
  • Horario inflexible
  • Trabajo en turnos
  • Jornadas de trabajo:
  • imprevisibles;
  • excesivas, o
  • difíciles para la vida social o familiar

 El estrés en la negociación colectivaPese a ser un problema muy importante en el ámbito laboral, hoy en día empleadores y sindicatos no saben como afrontar el estrés en las negociaciones colectivas, tendencia que afortunadamente comienza a cambiar, al empezarse a considerar ese factor dentro de las mismas, realizándose una planeación a futuro.

Entre los trabajadores cunde ahora una sensación de inseguridad, provocada por diversos factores: mayor responsabilidad asumida en el rol productivo, dificultades para amoldar exigencias contrapuestas de tiempo y energía, o bien, coincidencia del tiempo de trabajo con el de ocio. Adicionalmente, la dinámica en el mundo laboral está provocando unas largas horas de trabajo, difuminando la distinción entre categorías laborales.

Por ello, la tendencia actual para evitar los problemas relacionados con el tiempo de trabajo y el estrés laboral son las negociaciones colectivas flexibles. El modelo propuesto por el Consejo Económico y Social de Holanda, ampliamente recomendable por su optimización, propone un esquema de elección múltiple, el cual permite a cada trabajador amoldar sus preferencias a las condiciones de trabajo, pues si éstos tienen la oportunidad de fijar estas últimas de manera más libre, puede mitigarse en parte el padecimiento en comento.

El daño físico provocado por las computadoras

En líneas anteriores se hizo mención respecto a las repercusiones positivas en la salud de los colaboradores, provocadas por el uso de procedimientos de vanguardia en el ámbito laboral. Si bien la automatización ha eliminado muchas tareas peligrosas, reduciendo los riesgos para su integridad, ello no es uniformemente positivo. El impacto en manos y brazos

Las largas jornadas laborales frente a una computadora pueden provocar a los trabajadores esguinces repetitivos en las manos y brazos. Asimismo, la utilización intensiva de este equipo informático ocasiona también tendinitis, bursitis, tenosinovitis, síndromes DeQuervain y el de recorrido torácico, dedos o pulgares disparados, dolores miofasciales y otras molestias graves, las cuales, en casos extremos, terminan en la invalidez permanente de los colaboradores (el estudio reporta inclusive que quienes padecen estas dolencias, no pueden vestirse solos o conducir un automóvil). Otros factores que provocan lesiones en las manos son:

  • teclados planos y ligeros;
  • punteros de ratón y de bola, y
  • técnicas de escritura.
Una posición inadecuada del cuerpo, que tense innecesariamente los tendones y nervios de las manos, muñecas, brazos e incluso hombros y cuello, ocasionan también problemas similares.

Daños oculares

Es sabido que el uso de una computadora exige mucho el uso de la vista. Hoy en día son muy comunes los problemas y síntomas de cansancio de ese sentido, aunado a la visión borrosa y dolores de cabeza. Pese a que empleadores y trabajadores están conscientes de los daños ocasionados por este instrumento, cada año en Estados Unidos, más de 1?000,000 de personas buscan ayuda profesional por padecer el llamado Síndrome Visual de Computadora (Computer Vision Syndrome ?CVS?), cuyos índices ya pueden considerarse como una crisis en el lugar de trabajo, al ser una de las quejas más frecuentes en los riesgos para la salud de las oficinas.

Por otra parte, en opinión de múltiples especialistas en la materia (oftalmólogos, ergónomos, y otros médicos), uno de los factores más importantes relacionado con los problemas visuales por la utilización de computadoras es una buena iluminación, la cual se consigue al distribuir adecuadamente la luz para proporcionar la misma brillantez a los objetos ubicados en el campo de visión (situación que ordinariamente no ocurre en una oficina).

Corolario Como puede observarse, la utilización de nuevas tecnologías está provocando cambios en los paradigmas que habían estado vigentes en el entorno productivo. Sin embargo, pese a las múltiples ventajas brindadas por la implantación de estos mecanismos, hoy en día trabajadores y empleadores han modificado sus patrones de comportamiento para adaptarse a una nueva realidad en la cual, el manejo indebido de los esquemas laborales podría desembocar en la pérdida del aspecto humano de la relación de trabajo.

Por ello, resulta conveniente atender las recomendaciones formuladas por la OIT en el informe de referencia, a fin de evitar la insensibilización en los trabajos realizados en el establecimiento, en aras de elevar los niveles de ganancia, en perjuicio de la calidad de vida de los colaboradores.