Empresa formadora de trabajadores

Empresa formadora de trabajadores

Consideraciones en exclusiva para IDC, de Ancelmo Garc?Pineda asesor externo de la Organizaci?nternacional del Trabajo (OIT), y de esta publicaci?respecto al valor que adquieren los empleados bien capacitados de la negociaci?en ?cas econ?amente dif?les como las que se viven en este momento, analizando la capacitaci??como inversi?ue como obligaci?egal.

 Introducci?/p> En momentos en los que la situaci?con?a es tan dif?l para la empresa es cuando m?debemos observar hacia nuestros trabajadores; en la suma de todos los esfuerzos humanos se encuentra la clave para resolver cualquiera de los problemas a que tenga que enfrentarse. Y despu?de resuelto el problema no debemos olvidar ese esfuerzo humano que hemos convocado.

Sin embargo, adem?de los problemas por resolver, hemos de atender tambi?las preguntas relacionadas con el rol de las personas en la empresa; y mejor a?nos hemos de preguntar acerca del rol de las empresas en la formaci? est?lo de las personas que en ella laboran. 

Es preciso poner a la empresa en manos de las personas y no a las personas en manos de la empresa. Esto ?mo quiere decir que por m?importante que sea la misi? tarea encomendada a una empresa, esta misi? final de cuentas debe ser acometida desde la perspectiva y la pericia de una u otra persona. Dicho de otra manera: la econom?productiva debe estar a merced de las personas y no las personas a merced de la econom?

Empresa competitiva con personal m?calificado
No debemos pasar por alto que el desarrollo econ?o o tecnol?o s?tiene sentido social si es llevado al terreno de la innovaci? en beneficio de una forma de producci?rticulada al ser humano y a la naturaleza en b?eda de un equilibrio permanente, esto lo debemos reafirmar en cada acto de gesti?roductiva.

La capacitaci?calificaci?formaci?para y en el trabajo, no se debe limitar al puesto de trabajo o al reducido espacio productivo; tambi? y de manera clara, debe extenderse a la organizaci?e la actividad econ?a y a las institucionales, culturales y sociales como pueden ser las formas de organizaci?e la producci?contrataci?remuneraci?y el sistema de relaciones laborales; en la empresa podemos afirmar como en otros ?itos: la persona es lo que las circunstancias son.


La capacitaci?ue se imparta en los centros productivos, en y para el trabajo, debe estar relacionada de manera directa con la revaloraci?el trabajo, y con la propia relaci?brero patronal, la cual ha conocido de nuevas formas de productividad y competitividad desde los a?noventa, pero sin acabar de consolidar esas nuevas ventajas competitivas que de manera definitiva nos hagan transitar a una empresa propia de un pa?m?desarrollado; competitiva y humana al mismo tiempo.

Los alcances de la capacitaci? formaci?para y en el trabajo, han demostrado ciertos rasgos de agotamiento, algunos l?tes t?icos y sociales que ponen a la empresa de hoy ante un grave riesgo de caer en la ineficiencia e improductividad, y por ende en el deterioro laboral, competitivo y social.


Los l?tes se expresan en las acotadas realidades de la empresa, la cual no acaba de inventar s?as formas que den a los trabajadores mayores oportunidades de reorganizaci?e los procesos de trabajo;  de participaci?n la organizaci?e la producci?una verdadera revoluci?n los recursos humanos para una m?positiva integraci?e todas las facetas del trabajador al espacio y los contenidos del trabajo en el proceso en el cual interactuamos.


Aunque hemos desarrollado avances como:

  • la simplificaci?e tareas; para alcanzar estandarizaciones adecuadas, propias de la etapa de normalizaci?e procesos y controles de calidad;

  • la ampliaci?e tareas; en aquellos espacios y contenidos de trabajo en los cuales la fragmentaci?e hab?vuelto obsoleta, disfuncional e improductiva;

  • el enriquecimiento t?ico; al incrementar los conocimientos y las habilidades asignando tareas de mayor nivel de calificaci?

  • el enriquecimiento social; al permitir el trabajo en equipo aunque de manera limitada, acompa? de nuevas formas de comunicaci?ara favorecer la calidad de procesos; y

  • el incremento de la capacidad de respuesta ante problemas imprevistos; as?omo para responder ante los cambios.
    Podemos afirmar que quiz?la organizaci?e nuestra empresa no est?apacitada para asimilar por completo la adaptaci? los nuevos contenidos de la capacitaci?ya que una buena capacitaci?l igual que cualquier otra acci?certada en la empresa exige la sistem?ca aplicaci?correcci? mejora continua, hasta llegar a su perfecci?oncreta reflejada en un trabajador de elevada empleabilidad, y en una empresa de capital humano en constante renovaci?

Capacitaci? responsabilidad social de la empresaComo podemos observar, entonces, la formaci?e los trabajadores es crucial en un proyecto de emprendedores productivos: est?laro que la empresa es mucho m?que una comunidad econ?a, pues adem?debe ser una entidad productiva con responsabilidad social.

Para alcanzar la c?de de ser productiva y socialmente responsable, la empresa debe dar prioridad al conocimiento acumulado y aplicado.  

Una empresa sin capacitaci?s como una sociedad sin cultura: es como una persona mutilada en su esp?tu y exaltada s?en su f?co 

Efectos de la capacitaci?br />Cuando en nuestra empresa realizamos labores de capacitaci?fomentamos la solidaridad social y el ambiente de trabajo: realmente es una forma de motivaci?ue nos permite actuar en la articulaci?e mejora en las condiciones de trabajo, del contenido del puesto de trabajo, y de la oportunidad de mejorar la percepci?ocial del individuo. Capacitar es tambi?revalorar el sentido del trabajo como medio de integraci?ocialmente ? en un entorno econ?o espec?co.

Algunas limitaciones de la reponsabilidad de la empresa respecto a la capacitaci?/b>
"...El personal esta sobrado, de que sirve que se le capacite m? si los supervisores no nos permiten rotar entre puestos...""...Cuando reajustaron y despidieron, de nada srivi?tar capacitados, el recorte se aplic?r igual...""...si, ya ten?os certificado de habilidades, pero en la nueva contrataci?cuandolo ense?no lo tomaron en cuenta...""...s?si nos capacitaron, pero aunque trabajamos m?y mejor, el salario sigui?ual...""...la capacitaci?ra buena, pero nunca se pudo aplicar, porque las tareas m?exigentes las hac? con subcontratistas...""...sab?os que el m?capacitado ten?m?chance de quedarse, pero nunca pensamos que ser? los ?os en quedarse a trabajar.." opiniones de trabajadores asistentes a un encuentro de Capacitaci? Negociaci?olectiva, julio de 2003


Nuevas ?as de oportunidad y responsabilidad de la empresa en la capacitaci?oy por hoy podemos ampliar el horizonte de responsabilidad de las empresas en aquellos espacios que se presentan como oportunidades de car?er t?ico, social y humano tales como:

  • aprender a aprender en el trabajo;
  • realizar inventarios de los conocimientos en la empresa;
  • hacer un recuento y revisi?e habilidades y  pericias  en potencia;
  • contar con la capacidad de creaci?asociaci? imaginaci?e conocimientos nuevos;
  • universalizar la capacitaci?ara realizar la movilidad deseada;
  • dar continuidad a los programas;
  • no abandonar a los trabajadores con experiencia acumulada;
  • retener al personal capacitado con nuevas formas de contrataci? de motivaci?y
  • combinar nuevas formas y  contenidos de capacitaci?on los sistemas de remuneraci?contrataci? retenci?e personal.
Nueva responsabilidad de la empresa
Precisamente la responsabilidad actual y contempor?a de la empresa consiste en tener una nueva visi?strat?ca. La responsabilidad reside en dejar de priorizar el bajo precio de la mano de obra como preeminencia y considerar la calidad de los recursos humanos como ventaja estrat?ca competitiva. Y cuando hablamos de calidad en los recursos humanos, ?a implica por supuesto capacitaci?pero no s?eso; adem?se requiere autonom? mayor participaci?n aspectos sustantivos de los procesos y un adecuado equilibrio con sus condiciones ambientales de trabajo. 

Aunque desde los a?noventa hemos renovado los enfoques y las perspectivas de la capacitaci?como el sistema de certificaci?e competencias laborales, y la renovaci?e los sistemas de formaci?ara el trabajo, al parecer nuestras empresas siguen teniendo un gran pendiente con la sociedad, con nuestro entorno econ?o y social, y sobre todo con el sector empresarial que hoy m?que nunca requiere dibujarse con imagen consistente ante la demanda de ventajas productivas y competitivas en la globalizaci?

La capacitaci?e presenta hoy como uno de los veh?los m?importantes que nos permite llegar a una adecuada evaluaci?e rendimiento en la empresa para remunerar con base a ese rendimiento real.

Se debe seguir evolucionando en la evaluaci?e la capacidad individual del trabajo, pues no se puede seguir exigiendo la eficiencia total del trabajador, cuando la de los procesos y productos sigue en entredicho con la baja competitividad y calidad final de productos y procesos administrativos o deteriorando la calidad de vida de nuestros colaboradores.

Conclusi?l ciclo de la capacitaci?igue estando compuesto por las etapas de identificaci?e las necesidades, el dise?e programas, la evaluaci?e resultados y  la correcci?ello no esta en duda, sin embargo los contenidos que se le den a estas acciones, as?omo su aplicaci? resultados son los que se deben atender de manera renovada. La tarea de la empresa del siglo XXI no es repetir lo mismo del siglo anterior sino realmente reinventar el camino de la capacitaci? el aporte social que le hace a la sociedad en la cual se desarrolla y reproduce.