Conceptos de higiene en el trabajo

Conceptos de higiene en el trabajo
 .  (Foto: IDC online)

Con la finalidad de facilitar el cumplimiento de las obligaciones en materia de higiene, a continuación se presentan los criterios, conceptos y consideraciones emitidos por la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) acerca del tema, en su página web: www.stps.gob.mxwww.stps.gob.mx, los cuales son complementarios a los conceptos de seguridad publicados en la sección laboral de este boletín en el número 105.

Higiene en el trabajo Para la Secretaría del Trabajo y Previsión Social es la disciplina dirigida al reconocimiento, evaluación y control de los agentes a los que están expuestos los trabajadores en su centro laboral y que pueden causarles una enfermedad de trabajo. Este concepto abarca al trabajador y sus características biopsicosociales, y su relación con el medio ambiente laboral.

Agentes productores de enfermedades de trabajo Las enfermedades de trabajo al ser estados patológicos derivados de la acción continuada de una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo o en el medio en el que el trabajador se vea obligado a prestar sus servicios (artículo 475 Ley Federal del Trabajo), pueden producirse por cualquiera de los siguientes agentes:

  • físicos, todo estado energético agresivo que tiene lugar en el medio ambiente, entre los cuales destacan, los relacionados con el ruido, vibraciones, calor, frío, iluminación, ventilación, presiones anormales, radiaciones, etcétera. Para cualquiera de estos contaminantes físicos puede existir una vía de entrada específica o genérica, ya que sus efectos se deben a cambios energéticos que pueden actuar sobre órganos concretos;
  • químicos, toda sustancia natural o sintética, que durante su fabricación, manejo, transporte, almacenamiento o uso, puede contaminar el ambiente (polvo, humo, gas, vapor, neblinas y rocío) y producir efectos irritantes, corrosivos, explosivos, tóxicos e inflamables, con probabilidades de alterar la salud de las personas que están en contacto con ellas;
  • biológicos, todos aquellos organismos vivos y sustancias derivadas de los mismos, presentes en el puesto de trabajo, susceptibles a provocar efectos negativos en la salud de los trabajadores, mismos que se pueden concretar en procesos infecciosos, tóxicos o alérgicos;
  • psicosociales, situaciones que ocasionan insatisfacción laboral o fatiga e influyen negativamente en el estado anímico de las personas, y
  • ergonómicos, falta de adecuación de la maquinaria y elementos de trabajo a las condiciones físicas del hombre, que pueden ocasionar fatiga muscular o enfermedad laboral.

Factores a considerar para identificar  enfermedades de trabajo En relación con el:

  • agente:
    • tipo del agente causal;
    • forma de entrada o vía de introducción del agente contaminante en el organismo humano;
    • intensidad del contacto o acción continuada por períodos prolongados, y
    • toxicidad, virulencia o grado de intensidad, según se trate, de agentes químicos, biológicos, físicos o psicosociales, respectivamente, y
  • trabajador:
    • tiempo y frecuencia de la exposición al agente físico, químico, biológico, psicosocial o ergonómico;
    • características de la exposición;
    • resistencia o propensión que tenga el propio trabajador a contraer la enfermedad, y
    • uso adecuado o inadecuado del equipo de protección personal.

Vías comunes de entrada al cuerpo de los agentes químicos y biológicos El cuerpo humano puede adquirir una enfermedad profesional por cualquiera de las siguientes vías:

  • respiratoria, a ésta corresponde la mayoría de las enfermedades causadas por gas, polvo, humo, etcétera, , lo que resulta fácil de comprender si se considera que estos agentes se mezclan con el aire que se respira y al realizar un esfuerzo, como es el trabajo, la función respiratoria aumenta;
  • cutánea (piel), se presenta por el manejo frecuente de sustancias irritantes, solventes, etcétera, que provocan daños a la piel y por otra parte, facilitan la entrada de otros agentes, o
  • ingestiva, se produce por falta de conocimientos y hábitos de higiene.

Principales enfermedades causadas por la exposición a determinados agentes Las enfermedades de trabajo más comunes son las producidas por la exposición a polvos, humos, vapores o gases, otras sustancias químicas y al ruido excesivo como:

  • intoxicaciones agudas y crónicas;
  • enfermedades respiratorias como bronquitis, neumoconiosis, etcétera, y
  • dermatitis de tipo irritativo o corrosivo, o lesiones de este tipo en ojos y mucosa bucal o nasal, entre otras.

Entre las acciones para prevenir estas enfermedades están las siguientes:

  • eliminar o controlar las sustancias contaminantes del ambiente de trabajo;
  • limitar el tiempo de exposición del trabajador a la sustancia contaminante, y proveerlo, como último recurso, del equipo de protección adecuado;
  • mantener una vigilancia constante de los trabajadores, mediante exámenes médicos periódicos, y
  • controlar el ruido excesivo através de confinamiento o aislamiento de las fuentes de ruido, y dotar a los trabajadores de equipos de protección respectivos.

Equipo de protección personal Como parte de las acciones que las empresas tienen que llevar a cabo en materia de higiene, están las de dotar a su personal de:

  • conchas acústicas o tapones para protección al ruido;
  • anteojos, gafas, lentes y visores, como protección a impactos por partículas o exposición a radiaciones lumínicas potencialmente nocivas;
  • equipo de protección respiratoria contra polvos, vapores, gases, neblinas, etcétera;
  • ropa protectora, guantes, mandiles, botas, para evitar el contacto de la piel con agentes químicos, y
  • gorras, cofias, redes, turbantes o cualquier otro medio de protección equivalente, bien ajustado y de fácil aseo.

Al respecto, es importante comentar que el equipo de protección debe ser el adecuado a las características del trabajador y al agente al que está expuesto, y no sustituye a las medidas de control del ambiente de trabajo, ni a la vigilancia médica de la salud de los trabajadores.

Elementos básicos para prevenir las enfermedades de trabajo En materia de higiene es importante la participación de los trabajadores, por ello es menester que:

  • conozcan las características de cada uno de los contaminantes y las medidas para prevenir su acción;
  • vigilen el tiempo máximo al que pueden estar expuestos a cierto tipo de contaminante;
  • participen en mantener ordenado y limpio su lugar de trabajo;
  • informen al patrón sobre las condiciones anormales en el trabajo y en su organismo (cuerpo);
  • utilicen adecuadamente el equipo de protección personal, y
  • se sometan a exámenes médicos iniciales y periódicos.

Conclusiones

  • Tanto patrones, como trabajadores y miembros de la Comisión de Seguridad e Higiene pueden acudir a diferentes especialistas en la materia, del sector oficial o del privado, para recibir asesoría en la aplicación de la normatividad y de las medidas preventivas;
  • en caso de riesgos de trabajo por enfermedad profesional, la responsabilidad de la investigación de las causas corresponde a los patrones, quien junto con las Comisiones de Seguridad e Higiene, deberán detectar el problema y proponer las medidas más convenientes para su prevención, y
  • las empresas deben conocer los criterios de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en materia de higiene a fin de poder dar cumplimiento a las obligaciones patronales en los términos que dicha autoridad espera.