Práctica profesional y su problemática

Práctica profesional y su problemática
 .  (Foto: IDC online)

Los servicios de un becario se garantizan si:

  • es sometido previamente a entrevistas, exámenes psicométricos y de conocimientos, etc, y
  • se le dan a conocer desde el principio:
    • sus derechos y obligaciones, y
    • que su incorporación tiene como objetivo desarrollar sus habilidades profesionales y personales, lo cual no implica ningún compromiso por parte de la empresa

Preámbulo

Para poder obtener un título y estar en posibilidad de ejercer su carrera, los estudiantes a nivel técnico y profesional tienen que cumplir con una serie de requisitos legales tales como haber: prestado el servicio social, y en su caso prácticas profesionales, requeridos por la institución educativa correspondiente; cubierto el 100% de los créditos del programa de estudios respectivo; presentado algún tipo de examen de grado o elaborado un trabajo específico como una tesis o tesina.

El servicio social se presta a las instituciones de Gobierno, en tanto que las prácticas profesionales en las empresas del sector productivo privado de bienes o servicios. Siendo este último sector al que le afecta directamente la implementación de los programas de becarios o de prácticas profesionales, es necesario que se involucren en su manejo y valoren la conveniencia de contar con su esfuerzo.

Base legal

Según el artículo 60 de la Ley General de Educación, las instituciones del Sistema Educativo Nacional expedirán los certificados y otorgarán constancias, diplomas, títulos o grados académicos a las personas que hubiesen concluido sus estudios de conformidad con los requisitos establecidos en los planes y programas de estudio respectivos.

Dichos planes deben contener el propósito de la formación general de los estudiantes, y en su caso, de adquisición de habilidades y destrezas que correspondan a cada nivel educativo, así como los criterios y procedimientos de evaluación y acreditación que permitan verificar que aquéllos alcanzaron la meta del grado académico de que se trate, pudiendo ser el instrumento idóneo la realización de las prácticas profesionales a nivel medio superior y/o superior.

Motivantes para utilizar becarios

Como el objetivo primordial de aceptar becarios en las empresas es apoyarlos en su formación profesional, en virtud de que se les da la oportunidad de aplicar los conocimientos frescos de su carrera o especialidad, éstas deben detectar las áreas donde pueden incorporarse, sin que ello les represente algún problema en su operación normal.

Riesgos de contar con el servicio de becarios

Existencia de relación de trabajo

 Como los becarios al servicio de las compañías desarrollan sus actividades con el objeto fundamental de poner en práctica los conocimientos adquiridos en las aulas de su institución educativa y con ello complementar su formación académica, no son trabajadores ya que no existe entre las empresas y éstos un vínculo de subordinación (artículo 20 de la Ley Federal del Trabajo ?LFT?).

Tratamiento ante el IMSS

Con base en lo anterior, las empresas no tienen la obligación de afiliar a los becarios ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al no ser considerados trabajadores, porque de acuerdo con el numeral 12, fracción I de la Ley del Seguro Social sólo son sujetos al Régimen Obligatorio del Seguro Social las personas que prestan a otra física o moral un servicio remunerado, personal subordinado, de conformidad con los preceptos 20 y 21 de la LFT.

Este criterio está confirmado con el aún vigente Acuerdo del Consejo Técnico del IMSS número 361963 del 13 de diciembre de 1972.

Sin embargo, esto no significa que los becarios estén desprotegidos, puesto que tienen derecho a la atención médica, quirúrgica, farmacéutica, hospitalaria, así como a la asistencia obstétrica del Seguro de Enfermedades y Maternidad por su calidad de estudiantes de acuerdo con el Decreto por el que se incorporan al Régimen Obligatorio del Seguro Social; por lo que corresponde a las prestaciones en especie del Seguro de Enfermedades y Maternidad, a las personas que cursen estudios de los tipos medio superior y superior en instituciones educativas del Estado y que no cuenten con la misma o similar protección por parte del propio Instituto o cualquier otra Institución de Seguridad Social de fecha 14 de septiembre de 1998, siempre y cuando:

  • cursen estudios de nivel medio superior o superior en una institución educativa del Sistema Educativo Nacional que tenga celebrado un convenio de incorporación al Régimen Obligatorio para sus estudiantes;
  • proporcionen directamente o a través de la institución educativa la información requerida por el IMSS (generalmente un estudio socioeconómico), y
  • no cuenten con ningún tipo de protección de seguridad social.

Beca

No existe la obligación de otorgar a los becarios remuneración alguna por sus actividades; sin embargo, en algunos casos las empresas les entregan un tipo de ayuda económica llamada beca, la cual de ninguna manera tiene la naturaleza jurídica de salario, en virtud de que tiene como propósito auxiliar a los estudiantes a sufragar sus gastos mínimos de transportación, alimentación, estudios, etcétera y no remunerar el ejercicio de sus prácticas.

Por lo anterior, dicha ayuda no necesariamente debe cubrírseles semanal o quincenalmente como refiere el artículo 88 de la LFT, sino que puede ser pagada en forma mensual o al concluir las prácticas a cambio de la firma de un recibo simple.

Esta cantidad, sea cual fuere la denominación que se le dé, se considera ingreso por la prestación de un servicio personal subordinado para efectos del impuesto sobre la renta, según el artículo 137 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Prestaciones

Al efectuar sus prácticas profesionales en las empresas, los becarios no están subordinados a una relación laboral, por ello no tienen derecho al pago o disfrute de los siguientes conceptos:

  • vacaciones;
  • prima vacacional;
  • aguinaldo;
  • fondo de ahorro;
  • vales de despensa;
  • servicio de comedor;
  • premios por puntualidad o asistencia;
  • gratificaciones por producción, y
  • tiempo extraordinario, es recomendable que su horario de labores sea inferior a ocho horas diarias (generalmente de cuatro) para no interferir con sus estudios.

Proceso a cumplir en torno a becarios

Para que los becarios puedan iniciar sus prácticas profesionales en las instalaciones de las compañías, es necesario que todos los participantes cumplan una serie de requisitos, a saber:

Ver diagrama

Obligaciones en el desarrollo de las prácticas

Para el correcto manejo de las prácticas profesionales, las partes involucradas deben cumplir con lo siguiente:

  • institución educativa:
    • designar al alumno un tutor escolar; 
    • vigilar el cumplimiento de sus actividades a través del tutor escolar designado, y
    • solicitar al alumno los informes mensuales, y el final de las actividades realizadas en la compañía;
  • empresa:
    • elegir a un coordinador que vigile las actividades del alumno; 
    • inducir al becario, a través de un curso, sobre las partes que componen el establecimiento y su organización;
    • eñalar las actividades a desarrollar durante el ejercicio de las prácticas; 
    • otorgar los elementos y herramientas necesarias para el desarrollo de las prácticas; 
    • imponer las sanciones correspondientes al alumno por las faltas cometidas y hacerlas del conocimiento de la institución educativa, y 
    • elaborar la carta de liberación de las prácticas profesionales al finalizarlas;
  • alumno:
    • cumplir con las horas y tareas designadas por la empresa; 
    • justificar las faltas que hubiese tenido; 
    • acatar las órdenes de sus tutores, así como la reglamentación interna de la empresa;
    • elaborar el informe mensual y final de las prácticas realizadas y recopilar la firma de su coordinador en la empresa, y
    • entregar los informes de sus actividades a la institución educativa.

Beneficios de aceptar becarios

Las ventajas obtenidas por este tipo de prácticas no sólo se ven reflejadas en una de las partes, sino en todas en su conjunto, a saber:

  • empresa contar con una cartera de candidatos que pueden satisfacer las necesidades de su operación;
  • alumno adentrarse en el mundo laboral y con ello obtener la experiencia requerida para que sea más fácil su inserción en el ámbito laboral, e
  • institución educativa: vincular a los alumnos con las empresas, obtener buenos resultados e ir ganando prestigio frente a otras.

Conclusión

Como se ha observado el aceptar becarios dentro de las instalaciones de la empresa trae como resultado una ayuda mutua porque a aquéllos se les permite involucrarse en forma directa en el ambiente laboral donde habrán de desarrollarse, en tanto que a las empresas se les da la oportunidad de descubrir buenos elementos.

Sin embargo, no se debe olvidar que el becario no es el sustituto de un trabajador, por lo que sus obligaciones y derechos son distintos a éste.

Ver modelo de carta de intención

Ver modelo de convenio para el desarrollo de las prácticas profesionales

Ver modelo de carta de presentación

Ver modelo de carta de aceptación