Empresas sanas y empresas enfermas

Empresas sanas y empresas enfermas
.
 .  (Foto: IDC online)

Actualmente las áreas de recursos humanos enfocan sus esfuerzos para crear empresas en donde el ambiente de trabajo sea ?saludable?, esto debido a las implicaciones productivas que este tipo de ambientes genera; por ello TMI, una de las consultorías más importantes a nivel mundial, presenta los signos característicos de una empresa sana y otra enferma, herramienta útil para que las organizaciones tomen medidas para mejorar su clima laboral y consecuentemente su calidad y productividad.

Características de una empresa:
 

Sana Enferma
  • altamente productiva;
  • calidad es alta, parte de la vida diaria y todos contribuyen a ella;
  • trabajadores disfrutan el trabajo en equipo;
  • comunicación abierta;
  • competencia se limita exclusivamente a la industria externa;
  • cooperan los trabajadores para realizar cambios;
  • el reglamento, políticas y procedimientos son aplicable para todos;
  • el personal disfruta su responsabilidad;
  • empleados y representantes del patrón se comprometen a prestarse ayuda mutuamente;
  • se trabaja por objetivos y cumpliendo fechas de entrega;
  • existe motivación para realizar innovaciones, cambios y mejoras;
  • cultura de reconocimiento;
  • los conflictos laborales por demandas, accidentes o enfermedades de trabajo, y quejas son muy pocos;
  • inversión en capacitación técnica y de factor humano;
  • los problemas se discuten y resuelven abiertamente;
  • se acepta la retroalimentación como oportunidad de mejora;
  • los trabajadores expresan sus opiniones;
  • los jefes, son respetados y admirados no por la jerarquía, sino por ser verdaderos líderes;
  • existe cordialidad y se saludan al llegar al trabajo;
  • los problemas se abordan identificando las causas y posibles soluciones sin culpar a otras personas;
  • cuando alguien comete un error es retroalimentado constructivamente y se le ayuda a mejorar;
  • el servicio a los clientes es bueno, y
  • hay una cultura establecida para recibir y atender quejas
  • difícil hacer las cosas por lo tanto es improductiva;
  • poca e impredecible calidad, errores, por descuido e involuntarios;
  • los trabajadores no son amigables tienden a hablar mal de sus compañeros, mentir, no hay comunicación abierta;
  • existen luchas de poder y competencia interna;
  • resistencia al cambio y negativa ante las innovaciones;
  • la regulación interna se aplica por favoritismos;
  • no se prestan a cooperar unos con otros;
  • las fechas de entrega son ignoradas o se entrega tarde;
  • hay insultos, agresiones, y falta de consideración entre los empleados;
  • el trabajador percibe su imposibilidad de hacer cambios y por ello no opina;
  • no existe reconocimiento o no es aplicado con base en criterios establecidos;
  • alto índice de accidentes, enfermedades y demandas laborales;
  • sólo se invierte en capacitación técnica o no se invierte;
  • la crítica se toma de manera negativa;
  • el líder es temido y criticado a sus espaldas;
  • el personal no saluda más que a "su grupo";
  • los clientes frecuentemente se quejan del mal servicio, y
  • si se cometen errores es común culpar a alguien más

  • Tomando en cuenta estos puntos, es recomendable generar las herramientas para conocer el estado actual de nuestro clima organizacional y a partir de dicho diagnóstico, tomar las medidas necesarias en la mejora del desempeño de la organización en general.