Incremento de riesgos de trabajo

Incremento de riesgos de trabajo
 .  (Foto: IDC online)

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), dio a conocer a través de su página web: www.ilo.org/public/spanish un comunicado en el cual señala que las muertes ocasionadas anualmente por accidentes de trabajo en el mundo se han incrementado debido a la industrialización de algunos países en vías de desarrollo, además de que el riesgo a sufrir enfermedades laborales es cada vez mayor.

Este organismo también descubrió que los accidentes laborales no mortales anualmente oscilan en unos 268 millones, los cuales provocan ausencias de al menos tres días del trabajo, mientras que los nuevos casos de enfermedades profesionales suman 160 millones.

En los países subdesarrollados como el caso concreto de México y Brasil, los accidentes han aumentado, debido a que los trabajadores a menudo proceden de zonas rurales, y disponen de escasa calificación y poca formación en prácticas de trabajo seguras.

Al respecto, algunos especialistas apuntan que una vez que estos países alcancen un grado mayor desarrollo, tendrán una evolución en la construcción de empleos en servicios menos peligrosos, y por ende sus tasas de accidentes comenzarán a descender.

Por lo que toca a los países industrializados, cabe comentar que en la mayoría, el número de muertes por accidentes relacionados con el trabajo ha ido disminuyendo; sin embargo, las muertes por enfermedad profesional están aumentando.

Por lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en conjunto con la OIT ha diseñado e implementado políticas de salud ocupacional y planes de acción para disminuir los accidentes y enfermedades de trabajo, así como la red de Centros de Colaboración en Salud Ocupacional de la OMS para que se informe a los países en general sobre diversos factores de riesgo (químico, físico, ergonómico, psicosocial, biológico, y accidentes), además de que han definido una serie de servicios básicos en materia de seguridad ocupacional que deberían ser adoptados por todos los países en el marco de estrategias de prevención de riesgos de trabajo.

Finalmente, la OIT predice aumentos en el número de accidentes de jóvenes (entre 15 y 24 años) y personas de edad avanzada (60 años o más) que se incorporarán a la fuerza laboral en los próximos 15 años, ya que según estudios estos dos grupos de trabajadores suelen sufrir tasas superiores de accidentes de trabajo, y por ello insita a elaborar programas de prevención de los accidentes y las enfermedades especialmente diseñados para ellos.