Seguridad eléctrica en oficinas

Seguridad eléctrica en oficinas
.
 .  (Foto: IDC online)

El pasado 29 de junio la Secretaría de Economía publicó en el Diario Oficial de la Federación, la resolución mediante la cual se ratifica por cinco años más la vigencia de la Norma Oficial Mexicana NOM-016-SCFI-1993, Aparatos electrónicos de uso en oficina y alimentados por diferentes fuentes de energía eléctrica-requisitos de seguridad y métodos de prueba, cuyo objetivo es establecer precisamente los requisitos de seguridad, así como los métodos de prueba que deben cumplir los aparatos electrónicos propios de los trabajos en oficinas y escuelas, tales como máquinas de escribir electrónicas, copiadoras o duplicadoras de documentos, calculadoras electrónicas, etcétera.

Aunque esta Norma no constituye una reglamentación en materia de seguridad e higiene laboral, es recomendable que los patrones verifiquen su cumplimiento, pues un accidente de corriente eléctrica dentro de la oficina, o derivado de la utilización de los equipos de trabajo, puede ser calificado por el Seguro Social como un riesgo de trabajo, cuyas consecuencias económicas y productivas pudiesen resultar muy negativas para la organización.

Por lo anterior, es menester patronal revisar que los equipos de oficina, cuyo funcionamiento dependa de la corriente eléctrica, cumplan con las siguientes especificaciones:

Ver Clasificación de los aparatos :
 

Tipo de aparato Características
Aparatos ordinarios En uso normal no están sujetos a derrames líquidos
Clase I Tienen aislamiento básico en todas sus partes y una terminal o contacto de tierra
Clase III Tienen protección contra el choque eléctrico basada en la alimentación a tensión de seguridad extra baja y en los cuales no se generan tensiones mayores que las de seguridad extra baja


Especificaciones y Resultados

  • funcionamiento, estos aparatos no deben presentar alteraciones en su operación al ser sometidos a la siguiente prueba:
    • alimentar el aparato con las tensiones:
    • nominal (tensiones normalizadas en los equipos que se conectan a la corriente eléctrica);
    • nominal menor al 10%, y
    • nominal mayor al 10%.

Lo anterior, permitirá verificar su funcionamiento de acuerdo con las instrucciones indicadas en el manual de operación respectivo, obteniendo como resultado que el aparato realice correctamente las funciones indicadas en su manual;

  • calentamiento bajo condiciones normales de operación, los aparatos en uso normal no deben tener una temperatura mayor a 20° C sobre la temperatura ambiente, después de una hora de operación a su máxima capacidad, por ello se debe aplicar a estos aparatos las siguientes pruebas:
    • conectar a la fuente de alimentación eléctrica aplicando su tensión nominal;
    • operar normalmente durante una hora;
    • registrar la temperatura ambiente y los valores de temperatura de las partes del aparato accesibles al usuario;
  • protector eléctrico de sobrecarga, es necesario verificar que el aparato cuente con interruptores que impidan sobrecarga en su línea de alimentación, mediante una inspección visual al desarmarlo;
  • resistencia a la humedad, será probada con una cámara de humedad, mediante el siguiente procedimiento:
    • introducir el aparato en la cámara durante cuatro horas a una temperatura de 44° C sin aplicar humedad, y
    • bajar la temperatura a 40° C # 2° C aplicando una humedad relativa de 93 +-2% y dejar el aparato en estas condiciones durante cinco días.

El resultado es que dicho aparato no presente signos importantes de corrosión;

  • rigidez dieléctrica, debe ser comprobada mediante un probador de alta tensión, un aparato para variar la tensión de corriente limitada, y un vólmetro con precisión del 5%, observando el proceso siguiente:
    • preparar la muestra haciendo la prueba de humedad y colocar una hoja metálica en partes aislantes exteriores y presionando ésta con un saco de arena de 5kPa, y
    • aplicar tensión deforme de onda substancialmente senoidal a una frecuencia de 60 Hz, de modo que inicialmente se aplique no más de la mitad de la tensión prescrita

La muestra no debe presentar arcos eléctricos, ni descargas disruptivas durante la prueba;

  • resistencia de aislamiento, se verifica mediante el uso de un megaóhmetro, y observando los esquemas establecidos en la propia Nom;
  • la corriente de fuga, se pone a prueba a través la utilización de aparatos monofásicos, y
  • el acabado, se prueba mediante inspección visual, la cual debe concordar con el modelo del manual de operación.

Por la importancia de lo anterior, es recomendable que de no contar con el personal idóneo para realizar las pruebas, las empresas acudan con el fabricante para que demuestre y garantice su acreditamiento, de lo contrario las repercusiones para la compañía y sus trabajadores podrían ser muy gravosas.