¿Experiencia o habilidad?

¿Experiencia o habilidad?
 .  (Foto: IDC online)

Comúnmente el equipo de recursos humanos de las empresas para la contratación de personal delimitan el perfil de los puestos vacantes y solicitan, de preferencia, un mínimo de años de experiencia en el puesto a los candidatos a ocupar esas vacantes. Esta práctica se debe a que en la mayoría de las ocasiones el factor de más peso para elegir a la persona idónea entre los solicitantes con iguales o semejantes cualidades es la experiencia.

Pero, ¿esto es correcto pues no lo es del todo, ya que si bien es cierto la experiencia se adquiere por el paso del tiempo, también lo es que existen trabajadores con una carta de vida laboral donde consta que han colaborado para varias empresas, lo que no garantiza su capacidad para llevar a cabo sus labores con éxito, porque podría tratarse de personas con años de mala experiencia.

Las empresas que recurren al pirateo de personal de su competencia bajo el argumento de que éste cuenta con los conocimientos necesarios para el puesto a desarrollar, se enfrentan tras su contratación que éstos carecen de carisma y empuje, e incluso llegan a la mediocridad.

Otro problema de contratar personas con experiencia es que llegan a la organización y quieren implementar su forma de trabajo pensando que ésa es la idónea dando al traste con las actividades de la compañía.

Bajo este contexto, es preciso valorar si realmente la experiencia de los candidatos es suficiente para ocupar las vacantes, o si se debe poner especial énfasis en su potencial y conocer las habilidades específicas para encausarlos al puesto requerido, y logren en su desempeño el éxito.