Cómo son los vendedores ideales

Cómo son los vendedores ideales
.
 .  (Foto: IDC online)

Sin duda uno de los departamentos medulares tanto en las empresas grandes como pequeñas es el de ventas, ya que haciendo una comparación con el ser humano, su función es traer sangre nueva al cuerpo para que éste produzca cada vez más. Además de que esta área es la que tiene la visión del mundo externo, es decir, es el nexo causal de la empresa con sus clientes, pues conocen de primera mano a los usuarios de los productos elaborados por la compañía, así como si sus precios y calidades son competitivos en el mercado.

Por todo lo anterior, es de vital importancia que el personal de ventas sea:

  • creativo y dinámico, al visitar a sus clientes y prospectos; esto es, deben averiguar sobre sus intereses;
  • comunicador, para hablar y, sobre todo, escuchar las necesidades de los clientes;
  • comprometido, es decir, estar dispuestos a seguir las directrices empresariales en forma ordenada y disciplinada;
  • paciente y persistente, como una gota de agua constante en una piedra que fractura, esto significa que deben estar atentos para identificar el momento adecuado para abordar a los clientes, consiguiendo tratos acordes con sus demandas, y
  • realista, que perciban en tiempo si con su prospecto de cliente tienen posibilidades de cerrar alguna negociación positiva.

También deben:

  • realizar bien sus negociaciones, ofreciendo soluciones prácticas de venta, y
  • estar actualizados en su materia, así como en los medios tecnológicos necesarios para el desarrollo de su actividad con los clientes a través de correo electrónico, telefonía fija y móvil, entre otros.

Por todo lo anterior, es importante que las empresas pongan especial atención en la capacitación que brindan a sus vendedores, pues ésta es elemental para el trato que tengan con sus compañeros de trabajo e incluso en la imagen que muestren hacia el exterior.