Cuando el jefe teme a sus subordinados

Cuando el jefe teme a sus subordinados
 .  (Foto: IDC online)

Los colaboradores que ostentan algún cargo de jefe dentro de sus compañías, para llegar al lugar donde se encuentran, seguramente tuvieron que esforzarse durante años en su especialidad, subiendo puesto tras puesto, o bien ascendieron al mismo por herencia.

Naturalmente, en ambos casos, están obligados a demostrar con resultados satisfactorios el por qué fueron elegidos y así legitimar ante sus compañeros su ascenso.

Sin embargo, cuando en la estructura orgánica de la empresa ya no es posible su crecimiento, es común que se desarrolle en estas personas el llamado Síndrome de Cronos que no es más que un celo profesional y una vigilancia permanente de su puesto, para evitar mostrar ante sus superiores sus debilidades, carencias, temores a perder el poder adquirido o ser objeto de usurpación aun por parte de algún colaborador; por lo que no siempre demuestran un comportamiento ético para con sus subordinados.

Si bien es cierto este tipo de actitudes son naturales, también lo es que impiden el crecimiento profesional de sus subalternos, provocando en éstos desinterés en su trabajo afectando con ello su productividad, comunicación certera, identificación, conducta y motivación dentro de las empresas.

Por lo anterior, se recomienda que las compañías periódicamente apliquen a los niveles de mandos medio y alto evaluaciones de desempeño, cuyo objeto sea inhibir el abuso de los jefes para con sus subordinados y la pérdida del talento.