¡Cuidado con los oídos!

¡Cuidado con los oídos!
 .  (Foto: IDC online)

En un gran número de empresas los trabajadores están expuestos a niveles de ruido muy altos lo que les ocasiona la pérdida de la audición:

  • temporal, afección a la que se le denomina desplazamiento temporal del umbral, donde el zumbido y la sensación de sordera desaparece al poco tiempo de estar alejado de la fuente del ruido, y
  • permanente, es cuando el sistema auditivo no llega a recuperarse como resultado de una exposición a ruidos excesivos o bastante elevados durante un tiempo prolongado.

Además provoca en los trabajadores problemas de:

  • disminución en su coordinación y concentración, lo cual aumenta la probabilidad de accidentes, y
  • estrés, nerviosismo, insomnio e incluso fatiga.

Por ello, es necesario controlar y combatir las emisiones de ruido existentes en la empresa a través de los siguientes mecanismos:

  • desde su fuente, lo puede hacer el propio fabricante de las herramientas y maquinarias, dando mantenimiento, lubricación y sustituyendo sus piezas periódicamente, o bien aplicando métodos mecánicos, por ejemplo:
    • implementar silenciadores;
    • disminuir el choque entre piezas, y
    • aislar las piezas particularmente ruidosas;
  • implementación de barreras que confinen la fuente del ruido, alzando muros reductores de sonido entre el trabajador y la fuente emisora del ruido o aumentando la distancia entre ésta y aquél, y
  • facilitando a los trabajadores protección para los oídos; aun cuando es la forma menos eficaz, es la más empleada por las empresas. Aquí el responsable de proteger el sentido del oído es el propio colaborador a quien se le obliga a adaptarse a las condiciones de su área de labor utilizando tapones de oídos y orejeras. En este supuesto se recomienda, previo a la compra de estos implementos, que los patrones:
    • lean las instrucciones de los protectores para averiguar su grado de protección, y
    • analicen la información para elegir la mejor opción.

Tras su compra se debe orientar a los trabajadores para que:

  • sepan usarlos adecuadamente, y
  • conozcan la importancia de utilizarlos.