¿Mayor trabajo, más productividad?

Nuestro país sigue siendo uno de los que más laboran de acuerdo con estudios realizados por la Organización Internacional del Trabajo

En la actualidad, factores como la tecnología y procesos de trabajo más eficientes han logrado que las horas y jornadas de trabajo se hubiesen reducido considerablemente en todo el mundo.

No obstante, nuestro país sigue siendo uno de los que más laboran, pues de acuerdo con estudios realizados en 2005 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 24.2% de los mexicanos aún trabajaban en jornadas superiores a las 48 horas que la LFT señala como tope máximo, lo cual refleja una discordancia entre lo establecido por la normatividad y lo que sucede en la práctica.

En países como Estados Unidos de América y Noruega, sólo 17% y 3.3% de sus trabajadores, respectivamente, laboran más de 48 horas a la semana, ya que según con los estudios de referencia, los colaboradores con salarios altos demandan cada vez mayores espacios de tiempo libre, lo que fija una tendencia en cuanto a disminuir el porcentaje de subordinados que rebasan el citado tope semanal.

Ante estas diferencias, es importante mencionar que trabajar más allá de los límites legales no necesariamente hace a las organizaciones más productivas, asimismo laborar menos de esa cantidad de unidades de tiempo no aproximará a nuestra economía a las del primer mundo.

Si se desea un acercamiento a las estándares de tiempo semanal laborado por los países desarrollados se debe atender no sólo al factor tiempo sino a aspectos culturales, filosofía empresarial local, trabajo en equipo, organización, optimización de procesos, entre otros, pues el reto lo constituye el factor tiempo laborado y la productividad generada en el mismo.