Sin empate la oferta y demanda laboral

Acorde con la OCDE, una de las dificultades que enfrentan estas entidades es la insuficiente oferta laboral con conocimientos técnicos
 .  (Foto: IDC online)

Según un estudio realizado en 15 estados del país por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), respecto a la innovación regional, una de las dificultades que enfrentan estas entidades es la insuficiente oferta laboral con conocimientos técnicos, pues las estadísticas revelan que los estudiantes prefieren estudiar derecho y contaduría, así como ciencias empresariales y sociales, que dicho sea de paso son matrículas que se encuentran totalmente saturadas.

Son pocos los estados que han logrado una mayor tasa de inscripciones de alumnos en materias relacionadas con la tecnología, ingeniería y ciencia, dentro de las cuales se encuentran Tamaulipas, Chihuahua, Coahuila y Querétaro.

Por ejemplo, con la creación, en Chihuahua, del Centro de Entrenamiento de Alta Tecnología (Cenaltec) se ofreció una preparación de los estudiantes relacionada directamente a las necesidades de mano de obra de la industria local, mediante un método de ingeniería inversa, en la cual las compañías regionales fueron las encargadas de definir los requerimientos de capital humano.

Respecto a las necesidades del personal, algunas empresas asociadas en determinadas regiones del país, con el propósito de conformar polos productivos con ventajas competitivas (clusters), en sus mappeos han descubierto que las diferencias no radican en solicitar mano de obra más calificada; pues en algunos estados del norte, así como Jalisco y el Estado de México, entre otros, donde existen multinacionales, con frecuencia se considera como factor preponderante el dominio del idioma inglés en la oferta laboral.

El reto para los estados menos desarrollados es conservar a sus estudiantes y egresados, así como atraer a los de otras entidades federativas, pues el déficit de recursos humanos especializados que reportan, constituye un menoscabo para su innovación y una limitante para una transición a una economía basada en el conocimiento.

Considerar y resolver esta problemática, debe ser tomado como una prioridad nacional, sobre todo en este tiempo de crisis económica, donde el desequilibrio entre la oferta y la demanda laboral agrava el alto índice de desempleo.