Síndrome de la entrega inocente

La solución a este tipo de crisis es el control del conflicto desde sus orígenes, es decir, de situaciones no atendidas
 .  (Foto: IDC online)

En su empresa ¿sus líderes carecen de preparación para actuar o tomar decisiones, de recursos o de apoyo interno para solucionar problemas del personal o de acceso efectivo e inmediato a las fuentes internas de información? ¿sus líderes permiten la intervención de otros trabajadores para resolver estas situaciones?? si las respuestas son afirmativas entonces su organización sufre del síndrome de la entrega inocente.

Según la página de Internet: gestiopolis.com esta afectación en las empresas se presenta cuando con sus propios recursos se generan héroes falsos, dejando desasistido o debilitado al líder (gerente, supervisor, jefe, entre otros), es decir sin poder de decisión y con las manos atadas para la resolución de los problemas suscitados.

Estos casos son mucho más frecuentes de lo pensado y el riesgo es que otorgan tácitamente el protagonismo a los trabajadores que con recursos propios de la organización resuelven, no siempre de la mejor manera, los problemas generados, pero con ello se ganan la confianza de sus compañeros.

La solución a este tipo de crisis es el control del conflicto desde sus orígenes, es decir, de aquellas situaciones no atendidas o reclamos potenciales de los trabajadores.

También se logra la neutralización de estos colaboradores ejecutando las siguientes estrategias:

  • gestión laboral proactiva o detección temprana y solución anticipada de problemas: ?dejarle al adversario sardinas, en lugar de peces grandes?
  • revalorizar la autoridad del líder: dotarle de recursos amplios para actuar y resolver problemas
  • fortalecer la formación del líder: en cuanto al marco legal, competencias sociales y manejo de conflictos
  • reforzar la capacidad del líder: para aprovechar ventajas y oportunidades, a favor de la empresa, y
  • entrenar a gerentes y supervisores en gestión del poder social