Cuerpos sin alma: evasión laboral

Este fenómeno es una forma de renunciar al trabajo sin dejar de asistir, porque el subordinado es incapaz de separarse del mismo
 .  (Foto: IDC online)

De acuerdo con informaciónproporcionada por Rosendo Enrique Romero González, director del Departamento de Ciencias de la Conducta y Humanidadesdel Instituto Tecnológico de Monterrey para el portal  www.exonline.com.mx, el síntoma de estar presente en la empresa, peroal mismo tiempo sentirse en otra parte está ligado estrechamente a la sensaciónde que la actividad realizada por el colaborador afectado ya no le esgratificante o satisfactoria. A esta conducta se le conoce como: evasiónlaboral.

Este fenómeno es una forma derenunciar al trabajo sin dejar de asistir, porque el subordinado es incapaz desepararse de su fuente de empleo ya sea por la incertidumbre del mercado detrabajo; porque está cubriendo algunas necesidades o por su percepcióngarantizada de prestaciones. Es el resultado de laacumulación de los sucesos desagradables e incómodos para el trabajador.

Las personas que cuentan con antigüedad considerable en laorganización, así como las de edad madura son las más afectadas por la evasiónlaboral, aunque este problema realmente puede aquejar a cualquiera.

Algunas de las característicasasociadas a este comportamiento son las siguientes:

  • impuntualidad
  • ausentismo
  • reducciónde actividades
  • carenciade creatividad
  • conductaconflictiva
  • generaciónde perjuicios a la organización, y
  • rechazode nuevas responsabilidades, entre otras

Estudios realizados en paísesdesarrollados indican que la evasión laboral ha tenido una tasa de crecimientoentre el 2.1 al 3%; y está directamente vinculada con el grado de cumplimiento de lasexpectativas del subordinado y en algunos casos se presenta como una conductatendiente a compensar la injusticia, inequidad y frustración cuando existentratos notoriamente desiguales en las empresas.

Es importante que no se confunda estefenómeno con el síndrome de burnout o del quemado,pues este último es considerado clínicamente como una enfermedad laboralasociada al estrés continuo, en tanto que la evasión laboral es sólo un síntomaconductual que afecta a la productividad.

Por elloseñor empresario cuando vea a sus trabajadores en sus lugares de trabajo seríabueno el cuestionarse si ¿están o no están? y después analicen siverdaderamente se encuentran satisfechos con su actividad laboral, ya que de noser así corre el riesgo de tener un brote de evasión laboral.