Efectos de la inestabilidad laboral

La Cámara Minera de México denunció la falta de inversiones nuevas en el sector, derivado de los conflictos entre mineros y empresas
Notimex -

La inestabilidad laboral que registra la industria minera del país frena proyectos productivos y la llegada de nuevas inversiones para este sector, considera la Cámara Minera de México (Camimex).

Expone que en México existe una oportunidad para aumentar las inversiones en exploración y nuevos proyectos en oro, las cuales podrían ascender a dos mil 500 millones de dólares.

En su boletín mensual, destaca también que es necesario que los tres niveles de gobierno respondan a los conflictos ejidales que se registran en las comunidades y paralizan los proyectos mineros en desarrollo.

De acuerdo con el reporte, el incremento en el precio del oro es una oportunidad para aumentar la exploración en yacimientos del país, principalmente en el sur, donde existe el área geológica denominada "cinturón dorado", la cual podría tener una producción importante del metal.

Hoy en día se tienen proyectos posibles y probables de oro en el país que suman alrededor de dos mil 500 millones de dólares, los cuales se ubican en los estados de Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Durango, Guerrero, Jalisco, Sonora y Zacatecas.

La inversión de la empresa canadiense Goldcorp en Peñasquito, Zacatecas, suma mil 300 millones de dólares, y la mina tiene reservas probables por 10 millones de onzas de oro y 575 millones de onzas de plata, lo que la convertirá en una de las más importantes del mundo.

Peñasquito entrará este año en producción, y la extracción del yacimiento está programada a un ritmo de 100 mil toneladas por día para producir 387 mil 500 onzas de oro al año, equivalente a 36.2 por ciento de la producción nacional.

El reporte refiere que para México producir oro es importante porque entidades como Chihuahua, Durango y Sonora reciben fuertes inversiones para la explotación de este metal.

Pero, aclara, es en el sur del país donde los trabajos de exploración deberán de intensificarse en los próximos años para determinar la viabilidad de nuevos proyectos en Guerrero, Oaxaca e incluso Chiapas, en donde se ofrecería infraestructura básica y empleos de calidad.

La Camimex señala que estos proyectos podrían frenarse por la inestabilidad laboral que existe en la actualidad en la industria y por los conflictos ejidales que se registran en las comunidades donde se asientan los desarrollos.

Fuente: Notimex