Síndrome de anát: ¡robo de ideas!

Esta enfermedad profesional consiste en la conducta deliberada y consciente de un individuo orientada a apropiarse de las ideas

Quién no ha sido víctima delrobo de ideas en una o más ocasiones dentro de las organizacionesempresariales; sin lugar a dudas, la gran mayoría de los trabajadores, sujetosque han alterado de alguna manera el clima laboral de donde se desempeñan.

Esta clase de comportamiento esconocido como síndrome de anát, cuya denominación deviene de la abreviatura del nombrede un individuo que motivó el estudio de este arquetipo de actitudes.

Esta ?enfermedad empresarial?es definida por el doctor Félix Socorro, especialista en gerencia, gestión denegocios, administración de recursos humanos y desarrollo gerencial, como: ?laconducta deliberada y consciente de un individuo o grupo de ellos orientada aapropiarse de las ideas, sugerencias o cualquier tipo de iniciativa generadapor terceros para presentarlas como propias ante sus superiores, seguidores o escenariodeseado?.

Según el profesionista elsíndrome objeto de estudio se identifica porque:

  • no es una conducta privativa de losniveles gerenciales (aunque se da con mayorfrecuencia en éstos), porque puede ser vista en subordinados o personal deigual o superior nivel de responsabilidad
  • sepresenta generalmente en trabajadores cuya necesidad de reconocimiento ycrecimiento vertical es extremadamente demandante
  • generalmente seorigina en compañías donde:
    • por práctica se premian demanera individual los logros obtenidos y los incentivos recaen en la figura delresponsable o líder formal
    • el supervisor es la únicapersona que puede accesar a más altos niveles jerárquicos, o
    • la línea de mando es vertical
  • no distingue sexo, edad, condiciónsocial o nacionalidad, pero con mayor frecuenciase identifica en personas que poseen algún tipo de poder o que tienen limitadosvalores éticos y mentalidad oportunista, y
  • es un comportamiento modeladopor personas influyentes en la empresa o en el entorno de la misma

Los puntos del ambienteorganizacional en los que esta conducta influye de manera negativa son:

  • comunicación: porque genera desconfianza, pues no se expresan las ideas portemor a que éstas sean plagiadas o soslayadas por no provenir del conducto o lapersona adecuada (generalmente la gerencia)
  • motivación: ya que produce apatía y desinterésen los trabajadores al sentirse robados y no considerados como autores de lasinnovaciones; además crea resentimientos en contra de las personas que seadjudicaron como propias las iniciativas, afectando inexorablemente eldesempeño de los subordinados y, por ende, la productividad de la organización
  • ejercicio laboral: pues el personal adopta conductas rutinarias y repetitivas conausencia de valor agregado ante la falta de reconocimiento. Sólo actúa comoejecutor de órdenes y no por iniciativa propia, y
  • trabajo enequipo: en virtudde que existe una desmotivación por colaborar en grupo, porque se sabe deantemano que el reconocimiento será acreditado al líder que en un importante númerode ocasiones poco o nada tuvo que ver con el logro

Porlo expuesto, es de concluir que el síndrome en estudio atenta contra loselementos básicos de la gerencia del capital humano que son la innovación,desempeño laboral, comunicación, trabajo grupal y reconocimiento al mérito, losque en condiciones adecuadas impulsan los estándares de productividad delcentro de labores y el alto desempeño de los subordinados. De ahí que esteaspecto deba ser motivo de reflexión en las compañías, porque precisamente eneste momento pueden tener en su propia sala de juntas a algún ladrón de ideas einnovaciones.